La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

LA IDENTIFICACIÓN

LA IDENTIFICACIÓN

La energía se desperdicia en el trabajo equivocado de los centros; en la tensión inútil de los músculos fuera de toda proporción con el trabajo realizado; en la perpetua habladuría que absorbe una enorme cantidad de energía; en el «interés» que dedicamos sin cesar a las cosas que ocurren. GURDJIEFF
En la entrada acerca de la Mecanicidad decíamos: (por favor les pido que lo lean  antes de seguir, para tener una justa interpretación del estudio http://eneagramacuartocamino.blogspot.com/search/label/Mecanicidad)… De  esto podemos deducir que la mecanicidad inter-penetra nuestro campo mental donde mora la atención, desviándola,  justo allí en nuestro interés (atención emocional), haciendo que nuestra atención esté definidadesde lo socio económico o por lo externo en general  y no nos olvidemos que es para gente que aún no hace un trabajo, que la personalidad es una construcción socio histórica y esto vale para todos, nuestros intereses fueron guiados por la evolución social y están siendo guiados por la cultura hegemónica.Como dice Ouspensky vivimos  en sólo 2 estados de cuatro, que es como vivir en los pisos más bajos de una casa de cuatro pisos. Estos dos estados están signados por la mecanicidad y la identificación.Cuáles son estos dos estados, el primero es el estado de sueño y el segundo el sueño despierto o vigilia de todos los días. En cuanto al primero es el estado de dormir en la cama, tal vez el sueño reparador de la noche, en  cambio el segundo es por paradojal que parezca un estado de sueño despierto o en cual estamos atendiendo toda la vida diaria dormidos, en cuanto a su intensidad dependen de las impresiones exteriores. También este estado es el estado automático.Este es el estado dominado por la identificación y es la identificación el tema que vamos abordar en esta oportunidad, continuando con el propósito de distinguir las ideas de Cuarto Camino, pero también aclarar por donde seguir y elegir el modo que facilite este trabajo.   
Para la psicología oficial la identificación es el proceso de asimilar, incorporar afectos, palabras y vivencias que generen  un sentimiento de sí mismo, indispensable para la vida de relación. Este  sentido es inverso al que  le dá Cuarto Camino ya que tiende a más identificación, dado que tal estado para la psicología apunta más afirmación de ese sí mismo.  En  cambio para Cuarto Camino se relativiza ese sentimiento de sí, es más se enfatiza que hay un sentimiento de sí mismo falso.
 

El lugar donde coloca la sensación de “Yo” mecánicamente es el lugar donde uno más se identifica. Nicoll

 

El interés se lo podría tomar como se lo toma en economía, poner a trabajar dinero a interés, esto se sabe es improductivo, pero tentador, pero esto no sería beneficioso para nuestro trabajo interno. También se lo podría ver al interés como la forma que tiene la sociedad de consumo a movernos por interés, ellos le llaman la propensión a consumir, acá si podrían estar  nuestros sueños involucrados, como lo que queremos lograr en la vida. Por otro lado el interés es lo que nos motiva, tira o inclina, es la propensión y a la vez nos define, porque nadie hace lo que no le interesa. Esto nos dá una idea somera del alcance. De todos es el último que se relaciona con la identificación y hay una cuarta posibilidad que la de economizar el interés, que explicaré más adelante. Entonces el interés es nuestra propensión base para la  identificación a veces con las cosas externas, otras con las cosas internas.

Veamos ahora que ha dicho Gurdjieff
El hombre no recuerda lo que ha pensado o lo que ha dicho; no recuerda cómo ha pensado o cómo ha hablado (no se registra a sí mismo). Esto, a su vez, está en relación con una de las características fundamentales de la actitud del hombre hacia sí mismo y hacia lo que lo rodea, a saber: su constante «identificación» con todo lo que atrae su atención, sus pensamientos o sus deseos y su imaginación. «La identificación» es un rasgo tan común, que en la tarea de la observación de sí es difícil separarla del resto. El hombre está siempre en estado de identificación; sólo cambia el objeto de su identificación. El hombre se identifica con un pequeño problema que encuentra en su camino (identificación exterior) y olvida completamente las grandes metas que se propuso al principio de su trabajo. Se identifica con un pensamiento (identificación interior) y olvida todo lo demás. Se identifica con una emoción, con un estado de ánimo, y olvida otros sentimientos más profundos. Al trabajar sobre sí mismas, las personas se identifican hasta tal punto con metas aisladas que pierden de vista el conjunto. Para ellas los dos o tres árboles más cercanos llegan a representar todo el bosque. La identificación es nuestro más terrible enemigo porque penetra por todas partes. En el mismo momento en que creemos luchar contra ella seguimos siendo víctimas de su engaño. Y si nos es tan difícil liberarnos de la identificación, es porque nos identificamos más fácilmente con las cosas que más nos interesan, a las que damos nuestro tiempo, nuestro trabajo y nuestra atención. Para liberarse de la identificación el hombre debe entonces estar constantemente en guardia y ser despiadado consigo mismo. Es decir, que no debe tener miedo de desenmascarar todas sus formas sutiles y  escondidas. Es indispensable ver y estudiar la identificación a fin de descubrirla en nosotros mismos hasta sus raíces más profundas. Pero la dificultad de la lucha contra la identificación se acrecienta aún más por el hecho de que cuando la gente la nota, la mira como una cualidad excelente y le concede los nombres de «entusiasmo», «celo», «pasión», «espontaneidad», «inspiración», etc. Consideran que realmente no pueden hacer un buen trabajo en cualquier terreno sino en estado de identificación. En realidad esto es una ilusión. En tal estado el hombre no puede hacer nada sensato. Y si la gente pudiera ver lo que significa el estado de identificación, cambiaría de opinión. El hombre identificado no es más que una cosa, un trozo de carne; pierde hasta la poca semejanza que tenía con un ser humano. En el Oriente, donde se fuma el hashish y otras drogas, a menudo sucede que un hombre se identifica con su pipa hasta el punto de considerarse a sí mismo como una pipa. Esto no es un chiste, sino un hecho. Se toma efectivamente una pipa. Esto es la identificación. Pero para llegar a esto no son necesarios en lo más mínimo el hashish o el opio. Miren a la gente en las tiendas, los teatros o restaurantes. Vean cómo se identifican con las palabras cuando discuten o tratan de probar algo, sobre todo algo que no conocen. No son más que deseo, avidez, o palabras; de ellos mismos no queda nada. G.I. Gurdjieff en  Fragmentos de una enseñanza desconocida de P. D. Ouspensky
La Identificación Exterior e Identificación Interior
La Identificación exterior es un ida y vuelta con los intereses de la sociedad que se han internalizados y hoy los tomamos como que yo soy así, como gustos propios. Un ejemplos de esto sería la moda, para entender mejor que queremos decir, a todos nos gusta el Auto BMW, no hace falta aclarar que cada nuevo rico lo primero que hace es adquirir uno, con un juicio apresurados estaríamos a punto de decir que todos nos gusta lo mismo, pero en realidad es la sociedad, el comercio de autos el que nos iguala, esto es un ejemplo claro de lo que es Identificación exterior y con el exterior.
La Identificación interior en cambio es cuando un hombre está dormido está identificado con cada pensamiento que se le presenta automáticamente en su mente  y con cada estado de su personalidad que le surgen automáticamente. Lo toma todo como su vida y aun más, lo toma como su vida necesaria.
Una vez puse un ejemplo de una persona que trabaja en el mismo lugar donde vive es decir en su casa, esa persona no sabe cuando terminar su trabajo y cuando empieza su vida personal, y lleva todos los problemas del trabajo a toda su vida, esta es una de las formas del enredo que la identificación produce dentro de uno mismo.
El  interés es un tipo de atención emocional que por ejemplo cuando hacemos algo la atención funciona sola, no significa que los emotivos no tienen que sentir o tener interés, significa en ese estado de identificación se es utilitario a un sistema por ejemplo el de consumo. Tendríamos que averiguar a cuantos sistemas somos útiles para descubrir el entramado  de la mecanicidad con la Identificación. En ese momento soy un objeto del sistema o soy funcional. Para no sufrir de identificación interior deberíamos interiorizar el interés  hacia la partes más interiores de los centros, de esta manera no estaríamos a la merced de los deseos. No hagáis tesoros en la Tierra, donde la polilla y el orín lo corrompen… sino haceos tesoros en el cielo, porque allí donde esté tu tesoro estará también tu corazón. El tesoro es la metáfora del interés (atención). Allí donde esté lo que más quieras estará tu corazón (emoción), podríamos ver que el interés es exactamente el foco de la identificación. Esta atención emocional es igual a la que está movida desde afuera, es semejante a la mosca que se posa en cada objeto, tal vez para alimentarse. Ahora dijimos que hay que  elevar el interés a la parte interna de los centros, sobre la atención deberíamos conectarla con un interés que esté más allá de lo mecánico. Elevarlo al cielo sería hacia un objetivo  en el que se maneja la consciencia, por ejemplo se dice que la ley de atracción, la intención consciente nos orientan por encima del interés ceñido a la lógica de los sentidos, de los intereses de la sociedad.
NOTAS SOBRE LA IDENTIFICACIÓN
Nos han dicho en el Trabajo que una de las primeras cosas que hemos de observar en nosotros mismos es la identificación. Se dice que el identificarse es la más terrible fuerza que actúa en este planeta y que mantiene a las gentes dormidas y así les impide despertar. Tal como somos esto es, gentes mecánicas, que hacen todo mecánicamente y no tienen conciencia propia nos identificamos a cada instante. Nos identificamos con nuestros pensamientos, con nuestros sentimientos, y nos identificamos con lo que sucede en la vida exterior. De este modo nos mantienen en prisión sin que nos demos cuenta de ello y tan solo por medio del desarrollo de la conciencia lograremos salir de la cárcel. Solo pocas gentes lo desean a saber, aquellas gentes que poseen lo que es llamado Centro Magnético y por lo tanto sienten que debe de haber algo diferente y tratan de hallarlo.  M. Nicoll, Comentarios Psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky T3 Pag. 102 pdf.
Identificarse o la identificación es un curioso estado en el cual el hombre pasa más de lamitad de su vida. Se “identifica” con todo: con lo que dice, con lo que siente, con lo que cree, con lo que no cree, con lo que desea, con lo que no desea, con lo que le atrae, con lo que le repele. Todo lo absorbe, y no puede separarse a sí mismo de la idea, del sentimiento o del objeto que lo absorbe. Esto quiere decir que en el estado de identificación, el hombre es incapaz de ver imparcialmente el objeto de su identificación. Es difícil encontrar una cosa, por pequeña que sea, con la cual el hombre no se pueda identificar. Al mismo tiempo, en estado de identificación, el hombre tiene aun menos control sobre sus reacciones mecánicas que en cualquier otro momento. P. Ouspensky, Psicologías de de la Posible evolución del hombre.
Un hombre debe estar plenamente identificado con su estado interior; puede sentirse deprimido o tener miedo o estar herido o furioso, etc. —y ser sencillamente su estado. Entonces su sensación de “Yo” y su estado son una y la misma cosa. Esta es identificación interior. El hombre esta identificado consigo mismo. Su sensación de “Yo” está colocada en su estado de ánimo. Supongamos ahora que observa su estado. Esto requiere atención. Como lo saben, la atención nos pone en la parte más consciente de los centros.
M. Nicoll, Comentarios Psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky
Un aspecto que dejamos pendiente es esto de interiorizar el interés, que es semejante a economizar el interés. Al  hacerlo nos haría conservar el interés o el deseo de las cosas externas, o de estar tirados por lo externo, o buscar alimento allí,  lo cual nos lleva a suponer que esta no acción se acumularía en el interior como algún tipo de energía que ofrecería una  resistencia, o elevaría la calidad justamente de la atención hacia las partes interiores de los centros.
“La identificación es el principal obstáculo para el Recuerdo de Sí. Un hombre que se identifica es incapaz de recordarse a sí mismo. Para poder recordarse a sí mismo, primero es necesario no identificarse. Pero para aprender a no identificarse, ante todo el hombre debe no identificarse consigo mismo, no llamarse a sí mismo «Yo», siempre y en todas las ocasiones. Debe recordar que hay dos en él, que hay él mismo, es decir Yo en él, y el otro con el cual debe luchar y al que debe vencer si quiere alcanzar cualquier cosa. Mientras un hombre se identifique o sea susceptible de identificarse, es esclavo de todo lo que puede sucederle. La libertad significa ante todo liberarse de la identificación.  G.I. Gurdjieff, en Fragmentos de una enseñanza desconocida de P. D. Ouspensky
DESIDENTIFICACIÓN
Desidentificación es la forma de liberarse del sentimiento de sí mismo falso. Las formas para desidentificarse recomendadas son  la separación interior, la división en dos, la detención interior y el recuerdo de sí.
Separación interior: es el acto por el cual nos separamos del yo mecánico que ha tomado las riendas de mi vida. Se destaca por ver que en mi todo sucede…
La división en dos: es dividirse a sí mismo en un lado observante y en un lado observado, Es decir, es ser capaz de observar su estado interior. Si se convierte en dos comienza la observación y el conocimiento de sí.
La  detención interior: es el ejercicio de detener las asociaciones mecánicas y las emociones mecánicas, es ver desde un lugar de detenimiento, quietud interna.
El  Recuerdo de Sí: es cambiar el sentimiento de sí falso (el soquete) por un Yo Real o como se dice en oriente cambiar la cuerda porque ya no vibra.
“Después de haber estudiado la identificación en general, hay que prestar atención a uno de sus aspectos particulares: la identificación con las personas que toma la forma de la consideración interna.
P. Ouspensky,  Fragmentos de una enseñanza desconocida
 

3 comentarios

  1. Pingback: LA IDENTIFICACION « EL CUARTO CAMINO

  2. Pingback: LOS CENTROS SUPERIORES: « EL CUARTO CAMINO

  3. Pingback: IDENTIFICACIÓN X CHARLES TART « EL CUARTO CAMINO

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.525 seguidores