La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

LA IDENTIFICACIÓN

ACRECENTAMIENTO DE CONSCIENCIA

GAVIOTA

Hemos hecho algunos comentarios sobre la enseñanza fundamental del Trabajo relativa a la necesidad de acrecentar la conciencia. No somos aun propiamente conscientes. Hablamos y nos comportamos, pensamos, sentimos y juzgamos suponiendo que no solo nosotros sino los otros son seres plenamente conscientes. Al reunir las diferentes partes del Trabajo para formar un instrumento en la mente listo para recibir las vibraciones mas sutiles que llegan continuamente de los dos Centros Superiores presentes en el Hombre, la idea de no ser propiamente consciente es una de las principales partes que soportan el armazon de ese instrumento. En otras palabras, hay que comprender cada vez mas la experiencia que no es verdaderamente consciente y que las otras personas tampoco lo son. Esto produce en nosotros un considerable cambio. Pero a menos de llegar a ser una verdad experimentada no puede ocupar el lugar necesario en dicho instrumento.

Permanecerá meramente sin uso alguno en la memoria. La verdad de cada parte de la enseñanza debe ser experimentada antes que pueda ocupar su lugar en la construccion de ese instrumento que esta en el mundo interior de uno mismo. Afortunadamente, las ideas de esta enseñanza son mutuamente afines, y una vez que las barreras preliminares subyacentes de la negacion han cedido y se han vuelto a formar en un nivel mas profundo, tienden a ajustarse de la mejor manera posible en el pequeño lugar que quedo vacante y que les pertenece. Al parecer este es un largo proceso segun esta lenta norma temporal para la cual un dia representa toda una vida, y un corto proceso segun otra norma para la cual toda una vida parece un dia.

Ahora bien, hay tres direcciones en las cuales un acrecentamiento de conciencia puede lograrse por medio de esfuerzos realizados sin tension ni prisa. La primera conduce a un acrecentamiento de conciencia en uno mismo; la segunda, a un acrecentamiento de conciencia de los otros; la tercera, a un acrecentamiento de conciencia de la vida. En comentarios recientes, hemos hablado sobre todo acerca de un acrecentamiento de conciencia de si mismo, mediante el cual se logra imperceptiblemente otro sentido de si mismo, con gran alivio — porque nadie puede lograr la paz interior y escapar de la incesante agitacion nerviosa mientras el sentimiento de si mismo sigue siendo lo que es—. Ahora bien, el acrecentamiento de conciencia de si significa que hay mas espacio en el mundo interior de uno mismo. Pero este ensanchamiento, esta expansion de la conciencia, solo puede tener lugar a expensas del sentimiento habitual de uno mismo, el cual esta conectado con la Personalidad: y este sentimiento habitual de uno mismo luchara para retener su poder, del mismo modo que un tirano lucha para retener su poder. Lo desdichado es que no se lo ve de esta manera.

Pensamos que yo mismo es Yo y hasta decimos “yo mismo”, asi nos aferramos a la fuente de nuestras incomodidades y penas y resentimiento que nos separan de ello. Si, hasta nosaferramos a toda la amargura, colera y odio en nosotros mismos, sin llegar a ser nunca suficientemente conscientes como para ver que hemos de trabajar sobre nosotros mismos, mientras estemos “en cambio”; o  tambien, ya sea en la recurrencia o en cualquier otra cosa que sobrevenga despues de la vida, las cosas seran peores. Ahora bien, el acrecentamiento de conciencia de si es, segun creo, la unica forma de trabajar sobre si que pueda librarnos eventualmente de esa amargura, colera u odio —y de muchas otras cosa. ¿Por qué? Porque cambiara el sentimiento de uno mismo. Pero ¿por qué ha de librarnos de la amargura, colera u odio? Porque lo que los causa y los mantiene vivos es exactamente el sentimiento que se tiene al presente de uno mismo. En el ultimo comentario nos hemos referido a un metodo de acrecentar la conciencia de si que estriba en tratar de ver la clase de persona que se fue en diferentes periodos del pasado, y asi a todo lo largo de nuestra vida, en lugar de recordar meramente distantes escenas o personas. Hablamos de utilizar la presente observacion de si como un atisbadero en el pasado, lo cual a veces nos lleva a descubrir que se ha sido siempre igual a lo que se acaba de observar. Esto produce una gran profundidad de auto-observacion. No es necesariamente deprimente como algunos suelen pensar. Diria mas bien que es una experiencia liberadora. Todo aquello que se hace consciente produce una sensacion de libertad. Es en realidad liberar una parte de la tirania de si mismo. Al parecer es una paradoja decir que llegar a ser consciente de un rasgo desagradable que obro a todo lo largo de nuestra vida, y que antes se ignoraba, produce una sensacion de liberacion; pero la razon de ello la pueden encontrar ustedes mismos. Y. claro esta. nos topamos aqui con aquellos tediosos autohipnotizados y estupidos que afirman conocerse a si mismos de pies a cabeza. Dejemoslos con sus queridas ilusiones y con los pesados olores de sus mentes faltas de aire.

Ahora bien. el otro metodo que hemos mencionado es el de llegar a ser conscientes en lo opuesto. Somos unilaterales. Admitimos en la conciencia un lado de las cosas y no el opuesto. La unilateralidad nos hace, por ejemplo, hiper-sensitivos, facilmente trastornados, de reacciones demasiado rapidas, y asi sucesivamente; o produce lo inverso —demasiado insensibles, demasiado complacientes, demasiado indiferentes, etc.—. Nuestras opiniones y habitos de mente y sentimientos inculcados son parciales. Como se dijo, ver sinceramente el lado opuesto, exige y constituye una expansion de la conciencia. Pero tal expansion causa asombro u horror a la mente fija. ¿No se dan cuenta que significa perder el acostumbrado sentimiento de si mismo? Es como sentir que a uno le falta el suelo bajo los pies, ¿no es cierto? Si, es eso, y es excelente. Ya uno no se entrega mas a ataques de rabia ni es tampoco tan fanatico ni falto de sentido del humor, ni se repiten las mismas cosas todos los dias; y usted, senora, se beneficiara grandemente. Un ensanchamiento de la conciencia seria una bendicion para todos nosotros. Se lo puede lograr —a condicion de ver inteligentemente lo que lo impide—. Ahora bien, .que hacemos con los otros lados —los lados opuestos— que nuestra conciencia no abarca? Los vemos en las otras personas. No los vemos en nosotros mismos, pero los proyectamos a los otros. Las otras personas son culpables, las otras personas son mezquinas, las otras personas son intolerables, las otras personas tienen mentes desagradables, las otras personas son injustas, las otras personas tienen un caracter imposible —pero nosotros no—.

El resultado de la no aceptacion hace que el mundo sea de lo mas extraño. Tan solo viviendo en ese mundo se ve cuan extraño es. Pero preferimos vivir en la imaginacion y en los diversos infiernos que esta crea. Ahora bien, en el lugar donde mas nos identificamos, alli esta obrando la proyeccion: y donde la proyeccion esta obrando, alli tambien esta obrando una conciencia unilateral y nadie puede llegar a convertirse en Hombre Equilibrado si sigue siendo unilateral. La tabla de los siete diagramas del Hombre muestra claramente que en el movimiento hacia la conciencia hay que lograr el estado de Hombre Equilibrado —esto es, el Hombre No 4—. Vemos que para lograrlo es, ante todo, necesaria una conciencia de si muy acrecentada. Una manera de lograrlo, y es la mas importante, es ser cada vez mas consciente de y en los opuestos en uno mismo, para que eventualmente nada se proyecte hacia los otros. Asi se libera uno de la amargura, la ira, el recelo, el odio, y muchas otras cosas que caracterizan el acostumbrado sentimiento de si —que derivan de la unilateralidad y son destruidas por la bilateralidad—. En suma, el Hombre No 4 u Hombre Equilibrado, no puede ser unilateral. Debe ser consciente de todo en si mismo y asi nada podra proyectar. Si no proyecta cosa alguna a los otros, no podra identificarse con ellos.

Lograra asi una gran libertad. Estara en camino para llegar a ser un Hombre No 5, 6 y 7  esto es, estara en camino para llegar a ser un Hombre Plenamente Consciente—. Reflexionen, pues, todos ustedes, en el hecho que el Hombre Consciente esta construido sobre el Hombre Equilibrado —no sobre el Hombre Mecanico— y en la necesidad de llegar a ser conscientes en los opuestos antes de poder alcanzar el estado de Hombre Equilibrado.

COMENTARIOS PSICOLOGICOS ACERCA DE LA ENSEÑANZA DE GURDJIEFF Y OUSPENSKY

MAURICE NICOLL


MECANISMOS DEL SUEÑO – CHARLES TART

MECANISMOS DE DEFENSA:
Existen numerosas disparidades y contradicciones en la estructura de nuestras
personalidades. La vida nos depara muchas contradicciones: uno desea algo,
pero no lo puede tener. Gurdjieff afirmaba que si una persona, de repente, se
hacía consciente de todas las partes contradictorias de su self, era muy
probable que se volviese loco. Pero es poco factible que esto se produzca ya
que dividimos las partes de nuestro self y hay mecanismos activos que las
mantienen en su lugar. Gurdjieff llamó amortiguadores a estos mecanismos. El
término psicológico que se les asigna es mecanismos de defensa. La teoría
psicoanalítica que ha investigado detalladamente los mecanismos de defensa,
indica que recurrimos a ellos cuando tenemos algún impulso instintivo cuya
expresión está prohibida socialmente (por ejemplo, la sexualidad espontánea).
Comúnmente se llama superego a las prohibiciones interiorizadas por la
cultura. Así pues, los mecanismos de defensa amortiguan nuestra conciencia
acerca de las frustraciones y las amenazas de la vida.
Básicamente, somos tan buenos como perversos y defectuosos. Nuestra tarea
consiste en entender y corregir las distorsiones, hacer que se desarrollen las
semillas de nuestro jardín, de manera que podamos seguir cultivando la
bondad. Pero es preciso saber que todos los amortiguadores y los mecanismos
de defensa son formas de mentir. Aunque la mayoría de la gente cree que no
miente o que lo hace muy rara vez, Gurdjieff insistía en que la mayoría de las
personas mienten la mayor parte del tiempo. Y no saber que mienten empeora
aún más la situación, aunque hay algún aspecto innato y superior en nosotros
que conoce una moral más profunda y entonces tratamos de evitar que pueda
manifestarse.
La supresión es un mecanismo de defensa consciente. Aquí uno se de cuenta
de que tiene un deseo o una urgencia inaceptables, pero se abstiene
deliberadamente de manifestarlo. La supresión suele ser saludable, al menos a
un nivel superficial, ya que uno sabe lo que está haciendo pero a un nivel más
profundo puede ser una consecuencia del trance consensual.
Otros mecanismo de defensa es la formación de la reacción que es un
movimiento rápido hacia lo opuesto a fin de negar un deseo o un sentimiento
inaceptable. En cualquier momento en que uno se encuentre sobre
entusiasmado ficticiamente acerca de algo, resulta útil preguntarse si eso no
será resultado de la formación de una reacción para ocultar algún otro
sentimiento. También está relacionada con la “reacción de las uvas verdes”:
como uno no puede alcanzar algo, entonces empieza a ver sus aspectos
negativos.
La represión es un bloqueo total que no permite percibir un sentimiento o un
deseo inaceptable. El proceso de socialización ha instituido la represión de
nuestra esencia, la cual está muy desarrollada en muchas personas. La
represión de la mayor parte de nuestra curiosidad natural sólo permite que uno
se ocupe de aquellas cosas que la cultura define como importantes. Éste es
uno de los aspectos más trágicos de la socialización.
La identificación también funciona como un mecanismo de defensa. Ya
hemos visto como la identificación nos impide buscar nuestro self esencial. La
identificación es una propiedad creada en el proceso de simulación del mundo
creando un fraccionamiento de nuestro mundo, varios subselfs. El aumento de
la aceptación del self como consecuencia de su observación y recuerdo, debe
hacer menos necesario este tipo de fraccionamiento y convertir la identificación
en un proceso voluntario, una herramienta que podamos utilizar si lo
deseamos, antes que un mecanismo de defensa automático.
La introyección es una forma más primitiva de identificación. Un objeto, un
concepto o una persona, parece estar dentro de uno, ser parte de uno,
mientras que de algún modo sigue pareciendo extraño y separado. Al ser parte
de uno, tiene un poder especial. Pero uno no actúa reflejando sus sentimientos
íntimos aún cuando esté sufriendo por dentro. Los psicoanalistas creen que si
se ha introyectado algo durante un periodo de tiempo, luego surgirá la
identificación correspondiente.
En el aislamiento o la disociación se atenúan los deseos inaceptables al
dividir el self en partes inconexas. El aislamiento puede impedir que algunas
penetraciones o experiencias vitales le ayuden a uno a crecer. Suele estar
detrás de alguien que mantiene dos opiniones definitivas y contradictorias,
usualmente, en momentos diferentes o en contextos diferentes, sin sentir
ningún conflicto o angustia por esa incoherencia o contradicción.
La proyección es lo opuesto a la identificación. Cuando aparece un deseo o
un sentimiento inaceptable, en lugar de calificarlo “¡Éste soy yo!”, el proceso de
simulación del mundo lo califica de: “¡Esto es lo que piensa o siente otro!” Dado
que esta defensa se aplica contra sentimientos y deseos malos e inaceptables,
se tiene una visión negativa de los otros. Resulta muy beneficioso controlar las
propias proyecciones preguntando a los demás qué es lo que sienten
realmente, pero debemos estar atentos a la tendencia a asumir que
quienquiera no confirme la percepción (la proyección) que tenemos de él, ¡está
mintiendo!
La racionalización es un tipo de defensa que permite obtener alguna
respuesta a situaciones que disparan sentimientos y deseos inaceptables, pero
que diluye y oscurece la inaceptabilidad al sustituirla por una racionalización
aceptable y plausible de aquellas motivaciones. Con la racionalización, el
proceso de simulación del mundo construye una buena imagen de la situación
externa, pero una representación pobre de la propia posición relativa.
El concepto psicoanalítico de la sublimación supone el desvío del deseo /
energía instintiva, que originalmente estaba conectado con un objeto
inaceptable, hacia un objeto aceptable. Podemos considerar la sublimación
como una gratificación sustitutiva, es decir, que se obtiene algo que satisface lo
suficiente los deseos como para aliviar al menos algo la presión.
La negación opone fuerza contra fuerza. Cuando surge un deseo o un
sentimiento inaceptable, la mente ordena una sólida contrafuerza que dice:
“¡No, yo no quiero esto, yo no lo siento!” Este estilo directo de defensa tiene
propiedades violentas. Tanto su fortaleza, como la voluntad decidida que
conlleva, hace que quien lo experimente se sienta vivo y seguro de si mismo.
Se puede detectar la negación si uno trata en especial de observar reacciones
de rechazo fuertes, para descubrir cuál es el sentimiento subyacente en esta
expresión.
La narcotización / distracción es una fragmentación activa de la atención,
una dispersión de las energías, una distracción de lo inaceptable. La atención
salta de una cosa a otra permanentemente. La narcotización diluye los
aspectos amenazadores de la realidad sin neutralizar la energía mental per se,
pero haciéndola desplazarse permanentemente, de manera que uno se distrae
ante los hechos que le podrían perturbar. Cuestionar una vida sobrecargada de
actividad, y buscar el sentimiento silencioso que yace oculto detrás de toda
actividad, puede revelar la existencia del mecanismo de defensa de la
narcotización.
La regresión se considera que es el último recurso defensivo, una vez se han
agotado los mecanismos de defensa más “adultos” y no han resultado
adecuados. Las regresiones breves y parciales son mucho más frecuentes y
comunes de lo que se cree. Las regresiones demuestran la arbitrariedad de
nuestra falsa personalidad. Todos los elementos de los selfs más jóvenes están
disponibles: sólo hay que agregarles la propiedad “Éste soy yo”, y
resucitaremos un self más joven.
El trance consensual es un estado complicado. A lo largo del proceso de
condicionamiento se invalidan y se distorsionan demasiados sentimientos,
deseos y talentos, para adecuarnos al consenso que determina aquello que es
normal. La vida está marcada por una tensión y una urgencia que nos aliena de
nosotros mismos y de los demás. Todo esto conduce a frecuentes conductas
de mala adaptación que traen como consecuencia grandes cantidades de
sufrimiento estúpido (es decir, innecesario). La creencia común que existe en
nuestra cultura de que cierta cantidad de sufrimiento es inevitable y normal,
opera como costoso mecanismo de defensa que nos impide cuestionar
nuestros selfs y nuestra cultura. Las ventajas secundarias obstaculizan nuestra
tendencia natural hacia la inteligencia y la felicidad. Es posible que el
sufrimiento estúpido sea común, pero en términos de lo que es saludable,
ciertamente no es “normal”. ¡Es un despilfarro dramático! Si pudiéramos
despertar, ¿qué no podríamos hacer?

CHARLES TART

Charles T. Tart nació en 1937 en Trenton, New Jersey. Antes de decidirse por el campo de la psicología emprendió sus estudios sobre Ingeniería Electrónica en el Massachusetts Institute of Technology.Se doctoró en psicología en la Universidad de Carolina del Norte, en 1963, recibiendo un postgrado en hipnosis con el profesor Ernest R. Hilgard en la Universidad de Stanford. Tart es un destacado miembro del Instituto de Psicología Transpersonal en Palo Alto (California), así como profesor de otros institutos de conocido renombre, por ejemplo, el California Insititute of Integral Studies.

   Es conocido a nivel internacional por sus estudios y trabajos sobre la naturaleza de la conciencia, particularmente en el campo de los estados alterados de conciencia, así como por ser uno de los pioneros en el campo de la psicología transpersonal y en las investigaciones sobre fenómenos de parapsicología. Dos títulos clásicos están en su haber: Estados Alterados de Conciencia (1969) y Psicologías Transpersonales (1975), trabajos que se convirtieron rápidamente en libros de texto utilizados ampliamente en universidades y que facilitaron la aceptación de los estudios transpersonales como una nueva rama del campo de la psicología.

   Además de los libros mencionados anteriormente, Tart ha publicado los siguientes títulos: On Being Stoned: A Psychological Study of Marijuana Intoxication (1971), States of Consciousness (1975),Symposium on Consciousness (1975, con P. Lee, R. Ornstein, D. Galin & A. Deikman), Learning to Use Extrasensory Perception (1976), Psi: Scientific Studies of the Psychic Realm (1977), Mind at Large: Institute of Electrical and Electronic Engineers Symposia on the Nature of Extrasensory Perception (1979, con H. Puthoff & R. Targ),Waking Up: Overcoming the Obstacles to Human Potential (1986),Open Mind, Discriminating Mind: Reflections on Human Possibilities(1989), and Living the Mindful Life (1994). También ha escrito más de 250 artículos para publicaciones profesionales tanto como para libros, incluyendo destacados estudios en revistas de prestigio científico como Science y Nature.

   Al mismo tiempo de desarrollar su labor como investigador, Tart ha sido estudiante de Aikido, un arte marcial japonés del que ostenta el cinturón negro, practicante de meditación, estudioso del trabajo de Gurdjieff y, de budismo, así como de otras disciplinas espirituales y escuelas psicológicas. Su principal ánimo ha sido tender puentes entre las comunidades científicas y espirituales, ayudando a unir las aproximaciones de oriente y occidente para comprender el mundo así como para obtener beneficios en el desarrollo personal y social.


IDENTIFICACIÓN X CHARLES TART

IDENTIFICACIÓN:

 

El proceso de identificación es uno de los que más afectan a la vida humana.

Es un proceso que define al self sólo como una fracción de lo que podría ser.

Una vez que un objeto entra en el proceso de identificación, pasa a ocupar una

atención preferencial y aumenta significativamente su poder psicológico, en

comparación con otros objetos o ideas que sólo son información. Una amenaza

a un objeto de identificación es una amenaza contra “mi”. Resulta muy fácil dar

a algo el sentido de identidad, y por tanto perder algo de nuestro poder

personal. Desde el punto de vista del hipnotizador cultural, la identificación es un proceso muy útil, al menos cuando alguien en trance consensual ha sido condicionado para identificarse con los roles y valores socialmente aceptados. El proceso de identificación también puede parecer útil desde un punto de vista personal. Pero, en realidad, puede llegar a ser un proceso muy costoso.

El primer precio importante de la identificación es que tiene una condición “estática”, mientras que la realidad está en un cambio constante (quedarse con ideas rígidas o en sólo lo que a mí me importa). Otro aspecto es que al identificarnos con cosas, preparamos nuestros self – sí mismo para la eventual pérdida( temor a perder, posesión).

El segundo precio de la identificación surge del hecho de que la mayoría de los roles y de las cosas con las cuales nos identificamos automáticamente no hayan sido en primer lugar fruto de nuestra elección. Hay que aclarar que Rol: es lo que espera la sociedad de mí, que me comporte de tal o cual manera, ser hijo, padre, madre, empleado. Somos frutos de un sistema así, no necesariamente equivocado. Es equivocado cuando “yo me creo que al representar ese rol soy obsesivo, controlador. importante o único, o superior” u otros ejemplos, como vemos es lo imaginario. Esta es una de las razones que tuvo Gurdjieff para llamar a la personalidad “falsa personalidad”..

El tercer precio radica en que el proceso está demasiado automatizado y la disponibilidad inmediata y automática de las identidades condicionadas (Los Yoes. yo soy, yo tengo, yo se. Primero yo, Multiplicidad), puede esconder el hecho de que uno desconoce su identidad real, su esencia, su self más profundo, que está detrás de las manifestaciones superficiales.

¿Uno es

realmente su nombre? ¿Sus roles? ¿Su mente intelectual? ¿Su cuerpo? El Uno

está mucho más allá de algo con lo que se pueda identificar.

CHARLES TART

MÁS SOBRE IDENTIFICACIÓN

Visita en la página de Inicio: INDICE DE CUARTO CAMINO Allí hice una selección organizadas de los temas de Cuarto Camino.


LA IDENTIFICACIÓN

LA IDENTIFICACIÓN

La energía se desperdicia en el trabajo equivocado de los centros; en la tensión inútil de los músculos fuera de toda proporción con el trabajo realizado; en la perpetua habladuría que absorbe una enorme cantidad de energía; en el «interés» que dedicamos sin cesar a las cosas que ocurren. GURDJIEFF
En la entrada acerca de la Mecanicidad decíamos: (por favor les pido que lo lean  antes de seguir, para tener una justa interpretación del estudio http://eneagramacuartocamino.blogspot.com/search/label/Mecanicidad)… De  esto podemos deducir que la mecanicidad inter-penetra nuestro campo mental donde mora la atención, desviándola,  justo allí en nuestro interés (atención emocional), haciendo que nuestra atención esté definidadesde lo socio económico o por lo externo en general  y no nos olvidemos que es para gente que aún no hace un trabajo, que la personalidad es una construcción socio histórica y esto vale para todos, nuestros intereses fueron guiados por la evolución social y están siendo guiados por la cultura hegemónica.Como dice Ouspensky vivimos  en sólo 2 estados de cuatro, que es como vivir en los pisos más bajos de una casa de cuatro pisos. Estos dos estados están signados por la mecanicidad y la identificación.Cuáles son estos dos estados, el primero es el estado de sueño y el segundo el sueño despierto o vigilia de todos los días. En cuanto al primero es el estado de dormir en la cama, tal vez el sueño reparador de la noche, en  cambio el segundo es por paradojal que parezca un estado de sueño despierto o en cual estamos atendiendo toda la vida diaria dormidos, en cuanto a su intensidad dependen de las impresiones exteriores. También este estado es el estado automático.Este es el estado dominado por la identificación y es la identificación el tema que vamos abordar en esta oportunidad, continuando con el propósito de distinguir las ideas de Cuarto Camino, pero también aclarar por donde seguir y elegir el modo que facilite este trabajo.   
Para la psicología oficial la identificación es el proceso de asimilar, incorporar afectos, palabras y vivencias que generen  un sentimiento de sí mismo, indispensable para la vida de relación. Este  sentido es inverso al que  le dá Cuarto Camino ya que tiende a más identificación, dado que tal estado para la psicología apunta más afirmación de ese sí mismo.  En  cambio para Cuarto Camino se relativiza ese sentimiento de sí, es más se enfatiza que hay un sentimiento de sí mismo falso.
 

El lugar donde coloca la sensación de “Yo” mecánicamente es el lugar donde uno más se identifica. Nicoll

 

El interés se lo podría tomar como se lo toma en economía, poner a trabajar dinero a interés, esto se sabe es improductivo, pero tentador, pero esto no sería beneficioso para nuestro trabajo interno. También se lo podría ver al interés como la forma que tiene la sociedad de consumo a movernos por interés, ellos le llaman la propensión a consumir, acá si podrían estar  nuestros sueños involucrados, como lo que queremos lograr en la vida. Por otro lado el interés es lo que nos motiva, tira o inclina, es la propensión y a la vez nos define, porque nadie hace lo que no le interesa. Esto nos dá una idea somera del alcance. De todos es el último que se relaciona con la identificación y hay una cuarta posibilidad que la de economizar el interés, que explicaré más adelante. Entonces el interés es nuestra propensión base para la  identificación a veces con las cosas externas, otras con las cosas internas.

Veamos ahora que ha dicho Gurdjieff
El hombre no recuerda lo que ha pensado o lo que ha dicho; no recuerda cómo ha pensado o cómo ha hablado (no se registra a sí mismo). Esto, a su vez, está en relación con una de las características fundamentales de la actitud del hombre hacia sí mismo y hacia lo que lo rodea, a saber: su constante «identificación» con todo lo que atrae su atención, sus pensamientos o sus deseos y su imaginación. «La identificación» es un rasgo tan común, que en la tarea de la observación de sí es difícil separarla del resto. El hombre está siempre en estado de identificación; sólo cambia el objeto de su identificación. El hombre se identifica con un pequeño problema que encuentra en su camino (identificación exterior) y olvida completamente las grandes metas que se propuso al principio de su trabajo. Se identifica con un pensamiento (identificación interior) y olvida todo lo demás. Se identifica con una emoción, con un estado de ánimo, y olvida otros sentimientos más profundos. Al trabajar sobre sí mismas, las personas se identifican hasta tal punto con metas aisladas que pierden de vista el conjunto. Para ellas los dos o tres árboles más cercanos llegan a representar todo el bosque. La identificación es nuestro más terrible enemigo porque penetra por todas partes. En el mismo momento en que creemos luchar contra ella seguimos siendo víctimas de su engaño. Y si nos es tan difícil liberarnos de la identificación, es porque nos identificamos más fácilmente con las cosas que más nos interesan, a las que damos nuestro tiempo, nuestro trabajo y nuestra atención. Para liberarse de la identificación el hombre debe entonces estar constantemente en guardia y ser despiadado consigo mismo. Es decir, que no debe tener miedo de desenmascarar todas sus formas sutiles y  escondidas. Es indispensable ver y estudiar la identificación a fin de descubrirla en nosotros mismos hasta sus raíces más profundas. Pero la dificultad de la lucha contra la identificación se acrecienta aún más por el hecho de que cuando la gente la nota, la mira como una cualidad excelente y le concede los nombres de «entusiasmo», «celo», «pasión», «espontaneidad», «inspiración», etc. Consideran que realmente no pueden hacer un buen trabajo en cualquier terreno sino en estado de identificación. En realidad esto es una ilusión. En tal estado el hombre no puede hacer nada sensato. Y si la gente pudiera ver lo que significa el estado de identificación, cambiaría de opinión. El hombre identificado no es más que una cosa, un trozo de carne; pierde hasta la poca semejanza que tenía con un ser humano. En el Oriente, donde se fuma el hashish y otras drogas, a menudo sucede que un hombre se identifica con su pipa hasta el punto de considerarse a sí mismo como una pipa. Esto no es un chiste, sino un hecho. Se toma efectivamente una pipa. Esto es la identificación. Pero para llegar a esto no son necesarios en lo más mínimo el hashish o el opio. Miren a la gente en las tiendas, los teatros o restaurantes. Vean cómo se identifican con las palabras cuando discuten o tratan de probar algo, sobre todo algo que no conocen. No son más que deseo, avidez, o palabras; de ellos mismos no queda nada. G.I. Gurdjieff en  Fragmentos de una enseñanza desconocida de P. D. Ouspensky
La Identificación Exterior e Identificación Interior
La Identificación exterior es un ida y vuelta con los intereses de la sociedad que se han internalizados y hoy los tomamos como que yo soy así, como gustos propios. Un ejemplos de esto sería la moda, para entender mejor que queremos decir, a todos nos gusta el Auto BMW, no hace falta aclarar que cada nuevo rico lo primero que hace es adquirir uno, con un juicio apresurados estaríamos a punto de decir que todos nos gusta lo mismo, pero en realidad es la sociedad, el comercio de autos el que nos iguala, esto es un ejemplo claro de lo que es Identificación exterior y con el exterior.
La Identificación interior en cambio es cuando un hombre está dormido está identificado con cada pensamiento que se le presenta automáticamente en su mente  y con cada estado de su personalidad que le surgen automáticamente. Lo toma todo como su vida y aun más, lo toma como su vida necesaria.
Una vez puse un ejemplo de una persona que trabaja en el mismo lugar donde vive es decir en su casa, esa persona no sabe cuando terminar su trabajo y cuando empieza su vida personal, y lleva todos los problemas del trabajo a toda su vida, esta es una de las formas del enredo que la identificación produce dentro de uno mismo.
El  interés es un tipo de atención emocional que por ejemplo cuando hacemos algo la atención funciona sola, no significa que los emotivos no tienen que sentir o tener interés, significa en ese estado de identificación se es utilitario a un sistema por ejemplo el de consumo. Tendríamos que averiguar a cuantos sistemas somos útiles para descubrir el entramado  de la mecanicidad con la Identificación. En ese momento soy un objeto del sistema o soy funcional. Para no sufrir de identificación interior deberíamos interiorizar el interés  hacia la partes más interiores de los centros, de esta manera no estaríamos a la merced de los deseos. No hagáis tesoros en la Tierra, donde la polilla y el orín lo corrompen… sino haceos tesoros en el cielo, porque allí donde esté tu tesoro estará también tu corazón. El tesoro es la metáfora del interés (atención). Allí donde esté lo que más quieras estará tu corazón (emoción), podríamos ver que el interés es exactamente el foco de la identificación. Esta atención emocional es igual a la que está movida desde afuera, es semejante a la mosca que se posa en cada objeto, tal vez para alimentarse. Ahora dijimos que hay que  elevar el interés a la parte interna de los centros, sobre la atención deberíamos conectarla con un interés que esté más allá de lo mecánico. Elevarlo al cielo sería hacia un objetivo  en el que se maneja la consciencia, por ejemplo se dice que la ley de atracción, la intención consciente nos orientan por encima del interés ceñido a la lógica de los sentidos, de los intereses de la sociedad.
NOTAS SOBRE LA IDENTIFICACIÓN
Nos han dicho en el Trabajo que una de las primeras cosas que hemos de observar en nosotros mismos es la identificación. Se dice que el identificarse es la más terrible fuerza que actúa en este planeta y que mantiene a las gentes dormidas y así les impide despertar. Tal como somos esto es, gentes mecánicas, que hacen todo mecánicamente y no tienen conciencia propia nos identificamos a cada instante. Nos identificamos con nuestros pensamientos, con nuestros sentimientos, y nos identificamos con lo que sucede en la vida exterior. De este modo nos mantienen en prisión sin que nos demos cuenta de ello y tan solo por medio del desarrollo de la conciencia lograremos salir de la cárcel. Solo pocas gentes lo desean a saber, aquellas gentes que poseen lo que es llamado Centro Magnético y por lo tanto sienten que debe de haber algo diferente y tratan de hallarlo.  M. Nicoll, Comentarios Psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky T3 Pag. 102 pdf.
Identificarse o la identificación es un curioso estado en el cual el hombre pasa más de lamitad de su vida. Se “identifica” con todo: con lo que dice, con lo que siente, con lo que cree, con lo que no cree, con lo que desea, con lo que no desea, con lo que le atrae, con lo que le repele. Todo lo absorbe, y no puede separarse a sí mismo de la idea, del sentimiento o del objeto que lo absorbe. Esto quiere decir que en el estado de identificación, el hombre es incapaz de ver imparcialmente el objeto de su identificación. Es difícil encontrar una cosa, por pequeña que sea, con la cual el hombre no se pueda identificar. Al mismo tiempo, en estado de identificación, el hombre tiene aun menos control sobre sus reacciones mecánicas que en cualquier otro momento. P. Ouspensky, Psicologías de de la Posible evolución del hombre.
Un hombre debe estar plenamente identificado con su estado interior; puede sentirse deprimido o tener miedo o estar herido o furioso, etc. —y ser sencillamente su estado. Entonces su sensación de “Yo” y su estado son una y la misma cosa. Esta es identificación interior. El hombre esta identificado consigo mismo. Su sensación de “Yo” está colocada en su estado de ánimo. Supongamos ahora que observa su estado. Esto requiere atención. Como lo saben, la atención nos pone en la parte más consciente de los centros.
M. Nicoll, Comentarios Psicológicos sobre las enseñanzas de Gurdjieff y Ouspensky
Un aspecto que dejamos pendiente es esto de interiorizar el interés, que es semejante a economizar el interés. Al  hacerlo nos haría conservar el interés o el deseo de las cosas externas, o de estar tirados por lo externo, o buscar alimento allí,  lo cual nos lleva a suponer que esta no acción se acumularía en el interior como algún tipo de energía que ofrecería una  resistencia, o elevaría la calidad justamente de la atención hacia las partes interiores de los centros.
“La identificación es el principal obstáculo para el Recuerdo de Sí. Un hombre que se identifica es incapaz de recordarse a sí mismo. Para poder recordarse a sí mismo, primero es necesario no identificarse. Pero para aprender a no identificarse, ante todo el hombre debe no identificarse consigo mismo, no llamarse a sí mismo «Yo», siempre y en todas las ocasiones. Debe recordar que hay dos en él, que hay él mismo, es decir Yo en él, y el otro con el cual debe luchar y al que debe vencer si quiere alcanzar cualquier cosa. Mientras un hombre se identifique o sea susceptible de identificarse, es esclavo de todo lo que puede sucederle. La libertad significa ante todo liberarse de la identificación.  G.I. Gurdjieff, en Fragmentos de una enseñanza desconocida de P. D. Ouspensky
DESIDENTIFICACIÓN
Desidentificación es la forma de liberarse del sentimiento de sí mismo falso. Las formas para desidentificarse recomendadas son  la separación interior, la división en dos, la detención interior y el recuerdo de sí.
Separación interior: es el acto por el cual nos separamos del yo mecánico que ha tomado las riendas de mi vida. Se destaca por ver que en mi todo sucede…
La división en dos: es dividirse a sí mismo en un lado observante y en un lado observado, Es decir, es ser capaz de observar su estado interior. Si se convierte en dos comienza la observación y el conocimiento de sí.
La  detención interior: es el ejercicio de detener las asociaciones mecánicas y las emociones mecánicas, es ver desde un lugar de detenimiento, quietud interna.
El  Recuerdo de Sí: es cambiar el sentimiento de sí falso (el soquete) por un Yo Real o como se dice en oriente cambiar la cuerda porque ya no vibra.
“Después de haber estudiado la identificación en general, hay que prestar atención a uno de sus aspectos particulares: la identificación con las personas que toma la forma de la consideración interna.
P. Ouspensky,  Fragmentos de una enseñanza desconocida
 

LA IDENTIFICACION

LA IDENTIFICACIÓN
PSICOLOGIA DE LA POSIBLE EVOLUCIÓN EL HOMBRE

 presenta ciertos aspectos bien determinados, desconocidos para la mente habitual, ordinaria y para el hombre dormido, es decir para el hombre en general conforme con lo habitual y obediente a las leyes impuestas desde el exterior.Estos rasgos son LA IDENTIFICACION y LA CONSIDERACION INTERNA.La identificación es un estado curioso en el cual pasa el hombre más de la mitad de su vida. El hombre se identifica con todo: con lo que dice, con lo que hace, con lo que desea, atrae, cree o no cree. Todo lo absorbe. Y es incapaz de separarse de la idea, del sentimiento o del objeto que lo absorbe. ( La posible evolución del hombre.P.D. Ouspensky). Un ejemplo de ello es la persona que asume un rol o un trabajo que hasta ayer desconocía o no pretendía realizar, al instante de ser contratado ya no puede dejar de decir, hacer y ser eso que asumió. Nos diría algo así ¿cómo voy a dejar de hacer lo que hago como lo hago?! es mi obligación!, así es como lo hago yo bien, así es como soy eficiente. Es decir se creó un montón de cargos y obligaciones, además de las características propias de ese trabajo (casi obsesiones) que son por cuenta de la identificación en la que vive. Así esta misma persona cree que alguien la quiere perjudicar, relaciona todo lo que pasa alrrededor con este hecho, ésta persona amiga que ocupa un cargo reciente de encargada, cree que le rompieron a propósito algo del lugar, que se lo hacen a él, y se inventa todo tipo de cosas que enpeoran aun más las cosas con los demás, creyendo además que tiene que cuidar la instalaciones y reclamarle a los otro a cada rato. Me tocó demostrarle cuando me llamó _ me dijo que le habían rayado el vidrio con una llave por que “están en su contra”, al instante le demostré con alcohol que lo que él veía era fruto de estar sucio con grasa. Digo le demostré que estaba sucio y que anda identificado creyendo, viendo, suponiendo todo tipo de cosas que no son ciertas. Además hay que agregar que las persona están tan identificada consigo mismas que piensan así, siempre “es” así, y que ahora su cargo se lo potencia.Esto no significa que necesariamente es negativa la persona,  sin embargo, si, que no se dan cuenta  y ademas de todo ocurrecomo si fuera normal. ( Notas del trabajo de campo de ENEAGRAMASSPACES) Esto significa que el hombre en estado de identificación es incapaz de ser imparcial con el objeto de su identificación. Es difícil hallar una cosa por pequeña que sea, con la cual el hombre no pueda identificarse. Al mismo tiempo, en estado de identificación el hombre tiene menos dominio de sus reacciones mecánicas. Manifestaciones como la Imaginación, la expresiones de Emociones Negativas y las Consideraciones Interiores exigen la Identificación. Si el hombre pudiera liberarse de ese estado de identificación, se liberaría de muchas de las manifestaciones inútiles y estúpidas.
PARA PROFUNDIZAR: IDENTIFICACION 2

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.445 seguidores