La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

CUARTO CAMINO DICE:

MAURICE NICOLL

LA DOCTRINA DE LOS ‘YOES’ I

Regresemos a la ensenanza fundamental del Trabajo y tomemos como ejemplo la doctrina de los “Yoes “.Cuantos ‘Yoes’ tenemos en nosotros?”, pregunto una vez O. “.Tenemos 20 o 30?” O. replico: “Tenemos centenares de miles de ‘Yoes’ en nosotros, pero debido a la accion
de los topes no los vemos distintamente y seguimos creyendo que hay un solo ‘Yo’ que siempre actua v siente de la misma manera. Este es el ‘Yo’ Imaginario. La imaginacion nos hace creer que tenemos un ‘Yo’, el ‘Yo’ Imaginario, que nos impide cambiar”.
En otra oportunidad se le pregunto si los “Yoes” eran imaginanos, y contesto claramente que los “Yoes” eran seres reales en nosotros, personas reales, pero en virtud de no verlos nos imaginabamos tener un “Yo” Real. “Los ‘Yoes’ son reales”, dijo, “pero el ‘Yo’ Imaginario es
imaginario. Cada ‘Yo’ es una personita que vive en uno mismo”. Del mismo modo que la gente esta dividida en Hombre No 1, Hombre No 2 y Hombre No 3, los “Yoes” que existen en una persona estan divididos de una manera similar. Cada “Yo” tiene una parte pensante, una parte emocional y una parte motora, pero su centro de gravedad suele estar mas en la esfera de los pensamientos o de las emociones o de las acciones. Cada “Yo” es un ser distinto que se hace cargo de nosotros y habla por nuestro telefono llamandose a si mismo “Yo”. Algunos de los “Yoes” nos hacen mucho dano, otros son indiferentes y algunos son utiles. Hace poco alguien pregunto si todos nuestros pensamientos provenian de diferentes “Yoes”. La respuesta fue “Si”. Pero no es solo esto; todos nuestros estados de animo, nuestros sentimientos, nuestras acciones, nuestras palabras, provienen de diferentes “Yoes” en nosotros. Tal como somos, no tenemos individualidad, ni “Yo” Real, ni un “Yo” principal que controle a todos los demas “Yoes” y los disponga en un orden correcto. Al principio es mas facil observar a los “Yoes” que actuan prestandonos ciertas clases de pensamientos. Observe que esta pensando de cierta manera acerca de una persona. Este es un
“Yo” que esta pensando, pero usted cree que es usted mismo. O digamos que esta pensando sobre su vida: es otra vez un “Yo” y usted lo toma como a si mismo. Cuando una persona no ve ese ardid constantemente repetido, toma todos esos pensamientos como ella misma. Piensa: Yo estoy pensando en tal cosa. O dice; Es asi como pienso yo. No ve que alguien esta pensando por ella y que ella no piensa en absoluto. Oye los pensamientos de esos “Yoes” como si fuera ella quien los esta pensando. De hecho, piensa que piensa. Ahora bien, los
“Yoes” mejores oueder ver a los “Yoes” peores, pero los “Yoes” peores no pueden ver a los mejores. Lo que es superior puede ver a lo que es inferior, pero, lo inferior no puede ver lo superior. Cuando se empieza a observar verdaderamente los propios pensamientos se suele
ver cierta clase de pensamientos que no se desea aceptar, ya sea relativos a las otras personas o a uno mismo. Ahora bien, si piensa que esos pensamientos son usted o si usted dice: “Yo pienso esto”, entonces comete uno de los mayores errores que se pueden cometer en el
Trabajo. Concede a esos pensamientos poder sobre usted porque se identifica con ellos, o simplemente concuerda con ellos sin darse cuenta de lo que el Trabajo ensena incesantemente, es decir, que debe practicar la separacion interior. Si toma todo lo que sucede en la esfera de
sus pensamientos como “Yo”, no le sera posible practicar la separacion interior. .Por que? Porque toma todo lo que pasa en sus pensamientos como si mismo. .Como puede separarse si toma todo como si mismo, todo como “Yo”? .Como “Yo” puede separarse de “Yo”? Ahora bien, en lo que concierne a la esfera de las emociones, existen tambien muchos “Yoes” que producen cambios en nuestros estados emocionales. De igual modo que ciertos “Yoes” transmiten pensamientos a nuestra mente, asi otros transmiten sentimientos a la esfera de nuestras emociones. Esos “Yoes” afectan directamente el estado emocional y tocan apenas el pensamiento. Algunos de esos “Yoes” suelen agotarnos, hacernos perder la confianza en nosotros mismos, deprimirnos, desalentarnos, etc. Sin embargo, son “Yoes” que obran en
nosotros y que se nutren a nuestras expensas. Si al menos pudieramos siempre recordarnos a nosotros mismos, esos “Yoes” no tendrian poder sobre nosotros. Pero por regla general les hemos concedido tanto poder que ni siquiera se nos ocurre desafiarlos y entran y salen de
nuestra parte emocional como si les perteneciera. Ahora bien, aunque sean dificiles de observar directamente, al cabo de un tiempo en el Trabajo sera capaz de descubrir su presencia al tener la percepcion de una baja de nivel o de una subita perdida de fuerza. Si
usted no es bastante rapido, esa clase de “Yoes” penetraran en su persona y se posesionaran de usted y luego para librarse de ellos necesitara dias de trabajo. Es preciso aprender a andar dentro de nosotros mismos muy cuidadosamente. Es inutil discutir con los “Yoes”desagradables. Por eso la practica de la separacion interior tiene tanta importancia en el Trabajo. Basta dormirse un instante en una situacion dificil para permitir la entrada de esta clase de “Yoes”. En el proximo instante estara en poder de ellos y le haran ver y sentir todo
segun su modo peculiar. Si en tal momento alguien en el Trabajo le produce un choque apropiado sentira al punto de una manera muy diferente y se preguntara que se proponia hacer. Esto significa un cambio; que otros “Yoes” se han hecho cargo de usted. Todo nuestro
trabajo finca en separarnos de los “Yoes” equivocados, primeramente en la esfera de los pensamientos y luego de las emociones. Se entabla una lucha en uno mismo entre losdiferentes “Yoes”, equivocados y correctos. El Trabajo nos procura el poder de separarnos de
los “Yoes” equivocados. La vida no puede damos ese poder, por el contrario la vida alienta muchos “Yoes” equivocados. Por eso nos ensenan a observarnos a nosotros mismos a la luz del Trabajo. El Trabajo es un sistema de observacion y proviene de la Humanidad Consciente,
es decir, de aquellos que lucharon en la batalla de los “Yoes” y alcanzaron su meta. Cuando estamos en malos estados de pensamiento o de sentimiento, si no realizamos esfuerzo alguno para recordar mejores estados somos arrastrados, y sin embargo no deberiamos no ser
arrastrados. Lo que nos arrastra es nuestra eleccion. Gozamos internamente del poder de eleccion. Cuando somos incapaces por el momento de hacer algo con nosotros mismos, por lo menos debemos retener el poder de no ceder completamente a nuestro estado, de no creer por
entero en el y, por asi decirlo, de tener paciencia con nosotros mismos y de advertir que estamos muy equivocados, pese a no saber como se puede salir de ese estado. Luego, tenga la seguridad de que al cabo de un rato estara otra vez en un mejor estado. Pero si cede plenamente a sus pensamientos y sentimientos, si les dice “Yo”, en un sentido total, entonces establecera en si mismo algo de lo cual le costara mucho separarse. Cuando entienda sin que le quepa la menor duda que en usted tiene diferentes ‘Yoes”, cuando pueda oirlos hablar o los advierta obrando sobre sus emociones, y sin embargo se mantenga separados de ellos, empezara a comprender el lado practico del Trabajo. Empezara a comprender la primera linea del Trabajo, es decir, trabajar sobre si.

COMENTARIOS PSICOLOGICOS SOBRE LAS ENSEÑANZAS DE GURDJIEFF Y OUSPENSKY
VOL. II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s