La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

TRABAJO INTERNO

LA CONSCIENCIA
Notas al trabajo en uno mismo



En esta tarea no debe tener miedo de hacerse daño a usted mismo. Comprenda que
únicamente al hacerse daño a usted mismo puede conseguir lo que quiere. Puede hacer esto
mediante la observación de las reglas. Por ejemplo, diciendo de usted o de otras personas
algo que no quiera decir, pero cuando se le diga que lo haga. También puede producir en
usted un estado altamente emocional al prepararse a hablar en este sentido, esto es, al
imaginarse que se le pide que diga la verdad acerca de los temas más difíciles e íntimos que
usted piensa que están escondidos o disfrazados.
Recuerde que esto puede llevarle al despertar de la consciencia, que es el sentimiento
simultaneo de todas las emociones contradictorias; y recuerde que el despertar de la
consciencia es un paso necesario para transferirse a usted mismo a un nivel superior de
consciencia
 Dese cuenta también que hay muchas clases de sufrimiento por las que podrá pasar antes de que consiga su objetivo. Intente comprender que el sufrimiento es el único principio activo en nosotros que puede ser transformado en un sentimiento superior, que es también suficientemente duro y no teme herirse a usted mismo pensamiento superior y entendimiento superior.
No tenga miedo de pensar en sus emociones y encontrar en ellas contradicciones, incluso si eso le hace daño. Únicamente comparando las diferentes emociones referidas al mismo
tema puede encontrar reguladores en usted mismo, y con el tiempo destruirlas si trabaja lo suficientemente duro y no teme herirse a usted mismo.
Intente ser sincero consigo mismo. Mire cómo siempre ha intentado aprovecharse por estar
en el trabajo; por ejemplo, haciendo uso de la particular intimidad que se establece
espontáneamente entre personas del trabajo, debido al estudio psicológico en común y a la
desaparición de muchas trabas, para hacer amigos en la forma corriente mecánica y sentimental, para tener asuntos amorosos, etc.
que uso ha hecho de su conexión con el trabajo. Observe cómo a menudo era
egoísta y calculador, que poco dio al trabajo y cuanto recibió de él. Observe cuanta
consideración había en sus actitudes, cuantas demandas y cuanto resentimiento, en particular cuando las personas intentaban ayudarle. Intente ver cuán pobre era su evaluación del trabajo y cuanto perdió por este motivo.
Intente ver que atolondrado era por expresar opiniones negativas de personas que podrían
haberte ayudado, de las cuales muchas ya han desaparecido. Intente verse a usted mismo
como es en realidad. Y no se conceda descanso, no se reconforte con falsas esperanzas y
esperando milagros, o con propósitos de actuar diferente mañana.
Debe comprender la necesidad de ser cuidadoso cuando diga “yo”. Puede decir “yo” cuando habla acerca de sí mismo sólo cuando esté seguro de que habla acerca del trabajo o las ideas o las reglas y principios de la obra, o de acuerdo con todas las reglas y principios. En todos los demás casos debe intentar comprender que parte de usted esta hablando o
pensando, y llamarla por su nombre. Esta idea no debe exagerarse. No hay nada malo en
que diga: voy a comprar cigarrillos. Pero no puede decir: me disgusta este hombre. Debe
encontrar que parte de usted rechaza a esa persona y por qué, y no adscribir este disgusto a
todo usted.
Debe entender claramente la necesidad de la auto observación para el estudio de uno
mismo. Debe entender la diferencia entre funciones y consciencia. En términos de funciones, debe ser capaz de distinguir las funciones intelectual, emocional, de movimiento e instintiva; las partes positiva y negativa de los centros en los centros intelectuales e instintivo; las partes de movimiento, emoción e intelecto de todos los centros. Debe estudiar la atención y entender cómo, mediante el estudio de la atención, puede distinguir las partes de los centros.
En relación con el estudio de la consciencia, debe recordar lo que sabe acerca de los
estados de sueño y de despertar, los diferentes niveles del estado de despertar y la conexión
de los centros superiores con los estados superiores de consciencia. Debe recordar que su
meta es producir estados superiores de consciencia en usted mismo y establecer la conexión
con los centros superiores. Debe entender que los centros superiores poseen muchas
funciones desconocidas que no pueden ser descritas en el lenguaje ordinario. Tienen mucho
más poder y una penetración más profunda en las leyes de la naturaleza. Debe recordar que
muchos problemas insolubles para nuestra mente ordinaria pueden verse solucionados por
los centros superiores. Y siempre debe volver a la idea del “yo” permanente y darse cuenta
de lo lejos que está de él y de cuantos esfuerzos y sacrificios son necesarios para alcanzarlo.
P. D. Ouspensky, LA CONSCIENCIA

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s