La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

BRINDIS DE LOS IDIOTAS

El Brindis de los Idiotas




Gurdjieff Biográfico

Los “Brindis de los Idiotas” y la “Ciencia del Idiotismo” constituye quizá el método de enseñanza más extraño y novedoso de Gurdjieff. En las comidas rituales que ofrecía, se brindaba con fórmulas preestablecida a la salud de categorías sucesivas de idiotas, a veces se improvisaban adiciones que ilustraban algún tipo específico. Los brindis eran propuestos por el Directeur, generalmente un hombre que, aunque también hubo mujeres que se sentaba a la izquierda de Gurdjieff (entre todos, el más notable durante los últimos años de Gurdjieff fue Bernard Lemaître). Todos los presentes, excepto por supuesto los que pertenecían a la categoría por la cual se brindaba, estaban obligados a beber Armagnac o Vodka. Otros participantes, igual que el Directeur, tenían asignados papeles específicos en estas comidas: Veseur, Pubelle, Egout, Bouche d’egout y Egout pour Sweet, Two Rivers Press, 1991, pag. 3, expone el modo en que se sentaban a la mesa.)
Gurdjieff introdujo sus Brindis a los idiotas en 1922 y desde 1940 puso cada vez más énfasis en ellos. Si bien no despojó al término de su sentido peyorativo, lo revistió con el significado de individualidad (de la raíz griega idio- “personal, singular, propio”). Aunque la idiotez era un rasgo universal (Dios mismo era un Idiota Único, Nro. 21) una diferenciación subsidiaria garantizaba una tipología humana poética y profunda. En principio, se pedía a cada alumno que apoyándose en su intuición, eligiera entre los primeros doce su propio idiota (1 ordinario; 2 super; 3 archi; 4 sin esperanzas; 5 compasivo; 6 retorcido; 7 cuadrado; 8 redondo;9 zigzag; 10 iluminado; 11 vacilante y 12 fanfarrón). Interesa considerar (en su momento desde el punto de vista existencial, actualmente desde perspectiva puramente histórica) ciertas asignaciones que Gurdjieff mismo hizo (Orage, superidiota; Dr. Stjoernval, archiidiota; Jeesie Orage, idiota retorcida; J.G.Bennett, redondo o vacilante;etc.) Hubo una sola persona quien Gurdjieff designó “más allá de la idiotez”: Jeanne de Salzmann (Mc Corkle).
Puesto que las comidas en la mesa de Gurdjieff exigían atención y nunca era meramente orgiásticas, pocas veces se llegaba a los brindis posteriores al número 12. Se cree posible (aunque no existen registros escritos confiables) que el orden subsiguiente fuera: 13 nato; 14 patentado; 15 psicopático; 16 poliédrico. Si bien los idiotas de 1 a 16 parecen pertenecer al mismo nivel de ser y sólo diferenciarse por el comportamiento, existen signos de una evolución deseable, aunque con diferentes interprestaciones: hacia el tipo siguiente según Bennett, y hacia el tipo anterior según Louise March. Cada tipo en sí tiene posibilidades  evolutivas e involutivas y en relación con esto , la distinción más citada en los escritos es entre el idiota subjetivamente sin esperanzas , consciente de su nulidad y por lo tanto candidato a una muerte honorable, y el idiota objetivamente sin esperanzas, atrapado en el egoísmo y por lo tanto condenado a perecer como un perro. No obstante, en realidad, todos los idiotas se diferenciaban de este modo consideremos en siguiente pasaje:

Zigzag es idiota elevado, va por aquí y por allá. Adopta diferentes Yoes como factor recordador. Lucha contra merde que sabe que es… si sabe esto ¡entonces lo admiro con toda mi presencia! Pero el idiota zigzag ordinario con siete viernes por semana es merde de la merde.

Los idiotas 17 a 21 constituyen una jerarquía espiritual que refleja grados progresivos de “razón objetiva”. El nivel 18 representa el grado más alto que un ser humano puede alcanzar pero, para llegar, primero tiene que descender voluntariamente de la categoría 17 a la 1, idiota ordinario. Las categorías 19 a 20 estaban reservados para los hijos de Dios. Acerca de la proveniencia  de las comidas rituales con brindis patriarcales en ceremonias e inmodificables sucesión no es necesario ir más lejos que la tradición georgiana aún existente con su presidente y sus delegados. Sin embargo el origen de la ciencia del idiotismo es completamente ignorado. J. G .Bennett sugiere que Gurdjieff tomó el procedimiento completo de una comunidad de Turkestán, pero la idea parece particularmente extravagante en vista de que el Islam prohíbe el alcohol. Los brindis a los idiotas se interrumpieron en 1949 inmediatamente después de la muerte de Gurdjieff. Sin su presencia se percibía el peligro de caer en una mera forma de contenido.

James Moore; Gurdjieff, anatomía de un mito Editorial Estaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s