La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

MÁQUINAS AUTÓMATAS

Lo que llamamos hombre normal, ¿es realmente normal? Los maestros

espirituales de la Tradición Perenne han enseñado que, generalmente, el

supuesto estado de normalidad no es más que un estado de adormecimiento y

anestesia social, donde el verdadero Sí Mismo, el Self, está ahogado, y donde

el potencial humano queda reprimido. Como dijera G.I. Gurdjieff, la mayoría de

la gente que vemos por la calle está como muerta y funciona como autómatas

con hábitos mecánicos de pensamiento, percepción y comportamiento.

 

 

AUTOMATIZACIÓN:

Una de las manifestaciones más molestas e insultantes que hizo Gurdjieff es su

afirmación de que el hombre es una máquina.

No obstante, al estudiar y reconocer nuestras propiedades mecánicas, existe la

posibilidad de dar un paso que ninguna otra máquina puede dar: podemos

llegar a ser genuinamente humanos y trascender la mecanicidad de nuestras

propiedades y nuestro destino. Casi todas las miserias humanas son el

resultado de una vida autómata y mecánica.

Incrementando nuestra inteligencia sensorial podemos abandonar el

automatismo ya que nos da capacidad de respuesta para una necesidad

específica pudiéndose utilizar una parte de ella para otros fines, evitando que a

menudo reaccionemos de una manera desmesurada y sin proporción a la

realidad de la situación ( que son las respuestas del  tipo todo o nada).

Mucha gente obedece mecánicamente las normas, sintiéndose orgullosos de

ello aunque en realidad se están destruyendo a si mismos y a los demás.

La capacidad de que una parte limitada de nuestra sensibilidad e inteligencia

desarrolle automáticamente alguna tarea fija con poca o casi ninguna

conciencia de ella, es uno de los mayores talentos de la humanidad, y una de

sus mayores maldiciones pues la inteligencia mecánica que puede resultar

valiosa con fines utilitarios es siempre peligrosa en un mundo complejo y

cambiante.

CHARLES TART

3 comentarios

  1. Alejandra

    Es primordial comenzar a abandonar el automatismo, ya que de esta manera vamos adquiriendo cada vez más presencia y nos conducimos a la unidad del yo. Si logramos tener conciencia en el momento en que estamos por caer en un automatismo, a través de la observación de si y el recuerdo de si, podemos cambiar a voluntad respuestas automáticas. Pero para ello debemos estar seguros que el camino de la evolución conciente es el que queremos transitar, teniendo eso como premisa y sabiendo que es la única manera de evolucionar, entonces ante la inminencia de la situación recordamos que “esa es una oportunidad” para lograr respuestas distintas a problemas repetidos. Podremos ver en un instante como estamos a punto de responder, cual si nos apretaran un botón, detener la respuesta y a través del centro intelectual hacer una nueva composición de lugar, con la pregunta qué gano y qué pierdo verdaderamente respondiendo así?, quién respondía así?, o quién reaccionaba así? y seguramente vamos a ir de a poco conociendo mucho de nuestro interior, cosas que hasta ese momento estaban ocultas. Es una forma de correr el velo que nos separa de nosotros mismos.
    Saludos y gracias por compartir estas enseñanzas.
    Ale.

    29 junio, 2012 en 19:57

  2. OSCAR

    EN CUAL LIBRO DE CHARLES, SE DICE ESTO?
    SALUDOS Y GRACIAS POR TAN INQUIETANTES Y PROVECHOSAS APORTACIONES!!
    OSCAR

    3 julio, 2012 en 14:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s