La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

ESTADOS DE IDENTIDAD Tart

groupESTADOS DE IDENTIDAD:
Vamos a considerar los resultados de la identificación habitual, los estados de identidad.
Aunque nos podamos identificar con muchas cosas, existen patrones de
identificación habituales y automatizados, que están relacionados con grupos de objetos de identificación que conforman los “estados de identidad” (o subselfs) reconocibles.
No somos uno, sino muchos. El “Yo” puede ser una persona distinta de un
momento a otro. Un estado de identidad es un proceso dinámico. Las
particularidades de sus rasgos están cambiando constantemente aun cuando el patrón global permanece reconocible. El patrón de un estado de identidad es relativamente estable hasta que tenga lugar algún evento o eventos, ya sean externos o internos, que constituyan un estímulo importante para otro estado de identidad. La gama habitual de estados de identidad dentro de la cual funcionamos, lo que de ordinario llamamos personalidad, fue llamada “falsa personalidad” por Gurdjieff, dado que los estados de identidad eran objeto de una imposición del proceso de socialización antes que el fruto de la elección de nuestra esencia o de nuestro estado de conciencia más elevado. El grupo de estados de identidad habituales existe en principio dentro del patrón global que
llamamos conciencia ordinaria (trance consensual). Los estados de identidad dan lugar a la existencia de varios “yo”. Cuando estamos atrapados en un estado de identidad desconocemos que nos encontramos en un estado particular que no representa todo nuestro self. Si uno supiese de inmediato, mientras empieza a suceder, que cierto estado de identidad de características conocidas se está activando, uno estaría en situación más ventajosa. Esto nos daría la capacidad de elegir un estado de identidad y esto es uno de los aspectos de la iluminación que es la “capacidad de para elegir un estado de conciencia (ya sea alterado u ordinario) más adecuado para la situación en que uno se encuentra”. El poseer selfs múltiples ocasiona dificultades y complicaciones, siendo esto
más obvio en los casos de personalidad múltiple. El recuerdo del self es un
sistema para el control de los estados de identidad basado en la creación de un aspecto de la conciencia que no se identifique con los contenidos particulares de nuestra conciencia en un momento determinado y que puede atender a la totalidad de uno. Es un paso hacia el pleno despertar del trance consensual.
El funcionamiento combinado de tres rasgos principales determinan qué
identidad está activada en un momento determinado:

1. Factores situacionales. El primer factor es la situación física / social en
la que uno se encuentra. Nos “acomodamos a ella”, nos sentimos
“naturales” en la situación cuando estamos en el estado de identidad
apropiado.
2. Expectativas percibidas. El segundo factor es un conjunto de
expectativas comunitarias percibidas por las demás personas en la
situación particular.
3. Estructura de la personalidad. El tercer factor que controla la
inducción de los estados de identidad es la estructura interna de la
personalidad, incluyendo la naturaleza de los estados de identidad de
que uno dispone. No siempre el aprendizaje nos permite encontrar el
estado de identidad apropiado para cada situación que se pueda
encontrar en la vida y por lo tanto no siempre la respuesta será fácil y
automática. Desde el punto de vista de la libertad personal, la
imperfección del proceso de socialización es una bendición si
empleamos nuestro sufrimiento para examinar verdaderamente nuestra
situación.

Hay una razón por la cual la mayoría de nosotros no se ha socializado
plenamente: no hemos aprendido todos los estados de identidad que
podríamos llegar a necesitar. La falta de un estado de identidad apropiado o la incapacidad de salir de un estado de identidad inapropiado, puede suponer algo bastante más serio que el mero hecho de no ser capaz de disfrutar de la vida. Los estados de identidad pueden matar. Otra dificultad surge del hecho de que el proceso de socialización de la infancia tiende a quedarse rezagadoen relación con las realidades corrientes de un mundo cambiante.
Para estar verdaderamente despierto en el sentido en que lo expresa
Gurdjieff, para ser capaz de utilizar todas las capacidades y la inteligencia, para evaluar con realidad la situación en que uno se encuentra y actuar de la manera más acorde posible a la luz de los propios valores genuinos y únicos, es necesario no caer atrapado en un estado de identidad y en particular en aquel que interfiera con la percepción de la realidad. La vida no es apacible mientras la cultura no nos dé los estados de identidad para adecuarnos a todas las situaciones. La torpeza que entonces podemos sentir y el sufrimiento que la puede acompañar, pueden ser, por otro lado, un estímulo clave y una oportunidad para desarrollar un crecimiento personal que supere los estados de identidad.
Existen dos vías para disminuir el sentido del “¡yo!”: el recuerdo del self y
las distintas clases de meditación. Cuando uno recuerda su self o lo que Gurdjieff llama Recuerdo de Sí, dirige
voluntariamente la atención de modo que simultáneamente se presta atención a aquello que está sucediendo tanto fuera como dentro de uno, así como se mantiene algún objeto de referencia (como los brazos y las piernas) en la mente. El simple acto de dirigir voluntariamente la atención hacia donde uno quiere, significa que queda menos atención o energía a merced de la falsa personalidad, de los procesos de identificación y de los mecanismos de defensa. Los ejercicios deliberados de meditación que tienen lugar en momentos especialmente escogidos también pueden conducir a una disminución temporal del proceso de identificación. Sogyal Rimpoché afirmaba que uno de los mejores momentos para la práctica de la compasión es justo después de meditar.
Charles Tart
EL DESPERTAR DEL “SELF”gurdjieff

3 comentarios

  1. Ernesto Estrada González

    Es una lástima que se utilice para textos en un idioma una palabra extranjera, que tiene su correspondiente en la lengua en la que se está escribiendo, esta toxicidad de la lengua empobrece el texto y su contenido. “Self” utilizado como yo, Contamina en manera relevante lo que se pretende enseñar con este texto. ¿Si en español ya existe “YO” para qué utilizar “Self”?
    Resulta menos exacto y más confuso de lo que se pretende.

    4 diciembre, 2013 en 22:56

  2. armando

    identificacion consideracion palabras parecidas e igualmenta incomprendidas como hay tantas por hayy por lo tanto sin la comprencion cabal de nuestro lenguaje es imposible iniciar cualquier trabajo con miras a comprender siquiera el cuarto camino
    luego entonces nuestro trabajo debera iniciar con un trabajo con el estudio de nuetro lenguaje cotidiano incluyendo el consepto de ser o como lo llaman self un saludo ycomo diria el maestro GUEDJIEFF la vida es real cuando yo soy

    4 diciembre, 2013 en 23:21

  3. David

    estoyde acuerdo con los comentarios anteriores para una persona bilingue es una costumbre entremesclar los lenguaje ya que enfatizan mejor los puntos que quieren realzar, pero en el estudio de la filosofia es mejor usar un solo idioma para evitar malas interpretaciones, interesante analogia de los estados de identidad alabo su labor de divulgacion de la escuela de Gurdieff

    7 diciembre, 2013 en 22:27

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s