La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

AFORISMOS DE CUARTO CAMINO

CONSIDERACIÓN EXTERNA

Gi_gurdjieff“la forma original de la oración es mucho más significativa, Dice así: «cancela nuestras deudas, igual que nosotros cancelamos lo que (así creemos) se nos debe“. Gurdjieff en acción 

Tomad nota de que dijo trabajar sobre, no trabajar contra. Esta me parece una distinción vital. Trabajar en contra de cualquier manifestación de la máquina implica una culpabilidad que destruye la comprensión. Si puedo aprender a usar estas manifestaciones el caso es completamente diferente. Yo no soy mi maquina, sólo habito en ella. Este es un truco extremadamente astuto que me permite hacer uso de las situaciones y de los sucesos de la vida; y si puede hacerse esto, la energía que contienen puede transformarse en calidad, y ser de valor para los niveles superiores del Universo.

Evidentemente ésta es una visión enteramente diferente, un cambio de actitud que trasciende las exigencias del yo Imaginario, Comprende la llamada consideración externa. Esto es algo que nos cuesta entender durante mucho tiempo. Imaginamos que significa ponernos en el lugar de otro lo que podría ser útil si pudiéramos ver a otros tal como son realmente, y no a través de la distorsionada lente de la Falsa Personalidad. Podríamos entonces ser capaces de ayudarlos,

pero nuestros intentos por ayudar a otros son demasiado a menudo una mera consideración interior, basada en un sentimiento de superioridad. La consideración externa es un ejercicio impersonal. Se basa en la relación con el Universo, en la relación con algo que no es uno mismo. Implica comenzar a entender el lugar y propósito de todo lo que hay en el Universo, incluyendo a uno mismo, el ser real que empezamos a ver como un espíritu que habita en un cuerpo con un propósito definido. Obviamente que este propósito es enteramente distinto de la gratificación del deseo personal, así que tenemos que ir borrando gradualmente a éste de nuestro cuadro, y esperar a que lleguemos a una apreciación real, lo que no podrá ocurrir mientras nos identifiquemos completamente con el ser imaginario.

Pero si uno empieza a moverse en esta dirección varias inversiones tendrán lugar. Ya no me preocupará lo que se me debe. Empezaré a ver que sea posible que deba algo yo mismo.

Pedimos en una familiar oración, que tan inconscientemente repetimos, que nuestros «pecados» nos sean perdonados. Pero la forma original de la oración es mucho más significativa. Dice así: «cancela nuestras deudas, igual que nosotros cancelamos lo que (así creemos) se nos debe».

¿Qué debemos, y a quién? ¿Cuándo damos gracias por las situaciones que se nos ofrecen cada día? Me encuentro con amigos y conocidos de los que derivo placer. ¿No es acaso maravilloso que exista esta posibilidad de comunicación, que haya toda esta gente fuera de mí deseando hablar conmigo? Ordinariamente lo doy por supuesto. Cuando se anda por la vida, ¿qué hay de todas las maravillosas impresiones que nos llegan, las vistas y sonidos que nos rodean, las flores, los árboles, incluso la lluvia? Se ha dicho en algún sitio que esta Tierra es el planeta más bello del Universo. Nuestras actitudes lo consideran ordinariamente como un planeta enemigo, un planeta lleno de dificultades llamado a veces el planeta purgatorio. Esto lo interpretamos mal. Estas dificultades mismas hacen de la Tierra un planeta que contiene oportunidades magníficas y continuas para la transformación de las impresiones; y es por ello que estamos aquí.

La consideración, como dijimos, consiste en calibrar la información, la consideración interior calibra todo en relación a un ser imaginario. La consideración exterior tiene que ver con la relación con los niveles superiores; y es interesante que el término mismo de «consideración» se derive de una raíz latina que significa estrella. ¿Podéis vislumbrar la magnificencia del sentimiento de que somos parte de la galaxia estrellada, y que tenemos la gozosa tarea de comportamos en conformidad con el plan para el que hemos sido creados?

En las paredes del salón del Instituto

Gurdjieff en Fontainebleau había una serie de aforismos destinados a recordar a la gente su propósito real. Uno de ellos decía: «La principal herramienta para vivir felizmente la vida es la capacidad de considerar exteriormente siempre, interiormente nunca». Recuerdo un comentario que nos hizo en su estudio el Dr. Nicoll para algunos de nosotros, de que la única cosa que puede dar un sentido a la vida es vivir de acuerdo a las leyes de un organismo superior. Esta es la ley del altruismo, no vivir para el individuo sino para el todo Divino.

G1

J. H. REYNER, Gurdjieff en acción


HOMENAJE A GURDJIEFF

Homenaje a Gurdjieff

29 DE OCTUBRE DE 1949/2012


GLORARIO DE CUARTO CAMINO


LOS MANDAMIENTOS DE GURDJIEFF

AFORISMO: La sinceridad hay que fabricarla. G. I. Gurdjieff

La mentira continúa…

Aparentemente los cánones éticos en la escritura se han perdido. Citaré uno de los casos de la falacia intencional de algunos escritores, que especulando comercialmente, explotan en forma abusiva las ideas de Gurdjieff.

Se está haciendo algo habitual colocar escritos en la Web sin aclarar su origen. Se generan páginas y páginas en donde se copian y pasan de un lado a otros distintos artículos y a todo se le da veracidad; reitero sin nombrar el origen o la fuente de la información.

Podemos encontrar en páginas Webs y en distintos blogs, la mayoría con tendencias espirituales o rotulados como cuarto camino o algún título que hace referencia al mismo, lo que llaman: Los 83 preceptos de Gurdjieff, Los mandamientos de Gurdjieff, Las máximas de Gurdjieff, etc.

En muchos casos cuando son asociaciones o instituciones que enseñan el cuarto camino, realizan una breve biografía de Gurdjieff, colocan fotos, alguna información y como una especie de “broche de oro” colocan los 83 mandamientos como síntesis de su enseñanza.

Estos 83 mandamientos se encuentran en un libro escrito por Alejandro Jodorowsky titulado “El Maestro y la magas” en el Capítulo 9 (El trabajo sobre la esencia). Es una novela, en donde el autor supuestamente se encuentra con una supuesta hija de Gurdjieff, producto de una supuesta relación que tuvo éste cuando viajo a EE.UU. en 1924, con una supuesta chica de 13 años y le dejó estos supuestos mandamientos para su hija.

Son demasiados supuestos para dar veracidad al origen de estas frases, que si bien tienen alguna connotación con las ideas de Gurdjieff, tienen aun más connotación con la prodigiosa imaginación de Jodorowsky. El hecho es que en Internet ya esto figura en muchas páginas como palabras dichas por Gurdjieff, sin aclarar que son extraídas de la novela “El Maestro y la magas” de Alejando Jodorowsky.

Jodorowsky es un hombre de gran versatilidad: mimo, actor, director teatral, fabulador-dibujante, cineasta, historietista, narrador, ensayista, filósofo, psicomago, etc. En todos sus trabajos es notoria la influencia de Gurdjieff y Castaneda, pero también hay Gnosticismo, Nueva Era, Budismo Zen, Reencarnación, Misticismo, Psicoterapia moderna, etc. En síntesis una mezcla de conocimiento espiritual que tiñe todas sus acciones, para algunos resulta un enigmático visionario, para otros un charlatán propenso a la exageración.

En la contratapa del libro “El Maestro y la magas” podemos leer lo siguiente: En este nuevo libro, Alejandro Jodorowski completa su “autobiografía imaginaria”, nuevo género literario creado por él en La danza de la realidad (Grijalbo, 2001)… Esto de “autobiografía imaginaria” contradice su postura en donde afirma que todos los acontecimientos y personajes del libro son reales.

En realidad sobre Reyna D’Assia (supuesta hija de Gurdjieff) no existe ninguna información. En este entretenido capítulo, además de los supuestos mandamientos, leemos algo divertido y hasta absurdo, todo relacionado a las proezas realizadas por esta chica con su vagina llegando a expulsar por la misma aceitunas que rebotan contra el techo y hasta entonar canciones con su órgano sexual. También nos habla de complicadísimos ejercicios de gimnasia.

Todo lo que trata sobre el sexo es de muy bajo nivel. Si el lector quiere establecer claramente el significado del sexo en la vida del hombre acorde con lo que enseño Gurdjieff, el libro más esclarecedor se titula: “Sexo” de J. G. Bennett.

Y el pez por la boca muere… En una de sus entrevistas Jodorowsky dice:

Con toda humildad te digo que tengo una imaginación monstruosa más incluso que la de Dalí. Cuando visité el museo Dalí lo vi como un hombrecillo tan limitado, tan pequeñito, tan escaso de imaginación… para qué te digo la imaginación de Buñuel, creo que es una imaginación de tendero sin ánimo de herirlo, poca imaginación. Para mí es muy fácil inventar historias. Dame tres palabras y te invento una historia ahora mismo, ¿quieres? Yo escribí esta frase, que se hizo famosa: La imaginación al poder.

Una de sus frases dice:

“Las mentiras, son nuestras mentiras; tus mentiras no son mis mentiras. Mis mentiras son mi mundo; o sea, son tan verdaderas como mis verdades. Hay que ver que cuando la persona miente, es ella la que miente y la mentira forma parte de su mundo. Entonces, la mentira es respetable; de vez en cuando hay que mentir y hay que mentirse para darse ánimos. Eso se llama, ‘la mentira sagrada'”.

En definitiva es un personaje controversial que oscila entre la charlatanería total y destellos de gran intuición poética, entre ser un mistificador insoportable y poseer una pseudo-sabiduría iluminada.

Para entender a este personaje, como a muchos “evangelistas del cuarto camino”, remito al lector al libro: “El Poder curativo de la crisis” de Stanislav Grof, capítulo “Autorrealización y Perturbaciones Psicológicas” por Roberto Assagioli del cual extraigo una parte:

Las crisis causadas por el despertar espiritual

La apertura del canal entre los niveles consciente y supra consciente, entre el “yo” y el Yo superior, y el torrente de luz, energía y gozo que le acompaña, producen una maravillosa liberación 1.

1En la Psicosíntesis, consideramos que dichas experiencias de valores superiores proceden de niveles supraconscientes del ser humano. El supra consciente puede conceptualizarse como la contrapartida superior del inconsciente inferior, tan bien cartografiado por Freud y sus sucesores. Sirviendo de centro superior unificador del supra consciente y del individuo como un todo se encuentra el Yo transpersonal o Yo Superior. Así pues, las experiencias espirituales pueden limitarse al terreno del supra consciente o incluir la toma de consciencia de este Yo, que gradualmente desemboca en la autorrealización: la identificación del “yo” con el Yo transpersonal.

Pero en otros casos, bastante frecuentes, la personalidad es incapaz de asimilar correctamente el flujo de luz y de energía. Esto sucede, por ejemplo, cuando el intelecto no está bien coordinado y desarrollado; cuando las emociones y la imaginación están descontroladas; cuando el sistema nervioso es demasiado sensible; o cuando la irrupción de energía espiritual es abrumadora por su intensidad y su carácter repentino.

Una incapacidad de la mente para soportar la iluminación o la tendencia a centrarse excesivamente en sí mismo o al engreimiento pueden producir que la experiencia sea interpretada de manera errónea o, por así llamarlo, una “confusión de niveles”. En este caso, se desdibuja la distinción entre verdades absolutas y verdades relativas, entre el “yo” y el Yo superior; entonces, las energías espirituales que irrumpen pueden producir el desafortunado efecto de alimentar e inflar el ego personal.

La experiencia interior del Yo espiritual, y su estrecho vínculo con el yo personal, proporciona una sensación de expansión interna, de universalidad, y de convicción de participar de alguna manera en la naturaleza divina.

Cualquiera que sea la manera de concebir la relación entre el sí-mismo individual, o “yo”, y el Yo universal, tanto si se considera que éstos son parecidos o desiguales, diferenciados o unidos, es esencial reconocer con claridad, y tener siempre presente en la teoría y en la práctica, la diferencia que existe entre el Yo en su naturaleza esencial –que se ha llamado la “Fuente”, el “Centro”, el “Ser profundo”- y el pequeño sí-mismo o “yo”, habitualmente identificado con la personalidad ordinaria de la que normalmente somos conscientes. El descuido de esta distinción esencial conduce a consecuencias absurdas y peligrosas.

La distinción proporciona la clave de una comprensión del estado mental del paciente en cuestión, y de otras formas extremas de auto-exaltación y auto-glorificación. El error fatal de los que caen víctimas de estas ilusiones es atribuir al yo personal las cualidades y los poderes del Yo transpersonal o Yo superior. En términos filosóficos, existe un caso de confusión entre la verdad absoluta y la verdad relativa, entre los niveles empíricos y los niveles trascendentes de la realidad. No son raros los casos de este tipo de confusión entre las personas que quedan deslumbradas por el contacto con verdades demasiado amplias o energías demasiado poderosas para que sus capacidades mentales puedan captarlas y su personalidad sea capaz de asimilarlas. El lector podrá sin duda recordar casos de autoengaños similares, que se dan en bastantes seguidores fanáticos de diversos cultos.

También existen casos en los que la irrupción súbita de energías produce un trastorno emocional que se expresa mediante un comportamiento incontrolado, desequilibrado, y perturbado. Esta forma de respuesta se caracteriza por gritos y llantos, el canto y otras explosiones de diversas clases. Si la persona es activa e impulsiva, puede que sea impulsada fácilmente por el estímulo del despertar espiritual a jugar el papel de profeta o salvador; quizá descubra una nueva secta e inicie una campaña espectacular de proselitismo.

En algunas personas sensibles se produce un despertar de percepciones psicológicas. Tienen visiones, que ellas atribuyen a seres superiores; tal vez oigan voces o empiecen con la escritura automática, aceptando sus mensajes al pie de la letra y obedeciéndolos sin reservas. La cualidad de tales mensajes es extremadamente variada. Algunos contienen acertadas enseñanzas; otros son muy pobres o carecen de sentido. Habría que examinarlos siempre con gran sentido de la discriminación y un juicio prudente, y sin ser influenciados por su origen extraordinario o por ninguna pretensión del supuesto transmisor…

Atribuir palabras a Gurdjieff, en este caso mandamientos que nunca dijo ni escribió, no es menos terrible como el factor de credibilidad de las personas. La creencia, la sugestionabilidad, la aceptación sin discernimiento ni corroboración, son algunas de las características del segundo estado de consciencia, el mal llamado estado de vigilia, conocido en el lenguaje Gurdjieffiano como soñar despierto.

Alfredo Marinelli

Aqui les dejo la anterior incompleta de buenas ganas:


LOS AFORISMOS DE GURDJIEFF

UN BLOG CON PERMANENTES NOVEDADES

GURDJIEFF Y SUS AFORISMOS

Zuber uno de los discipulos de J.Salzmann, junto con su esposa Henrrietta LannesClikc Aquí

http://escuelacuartocamino.blogspot.com/p/aforismos.html


LOS AFORISMOS DE GURDJIEFF

GEORGE IVANOVITCH

 GURDJIEFF 

(1865–1949)

 

Una figura espiritual , introdujo al oeste una antigua aun desconocida esotérica enseñanza del desarrollo y el despertar, quien enseñó cómo utilizar creativamente las impresiones diversas de la vida ordinaria para llegar a la vida verdadera.

 

Una enseñanza original, El Cuarto Camino no es ni una mezcla de líneas espirituales ni una maquinación ecléctica moderna. Es, como Gurdjieff declaró, “totalmente autosuficiente e independiente de otras líneas y ha sido totalmente desconocida hasta el presente.”

 

Los Aforismos de Gurdjieff – En memoria al Aniversario de su Nacimiento (13-1)

LOS 38 MANDAMIENTOS DE GURDJIEFF

1. Gusten de lo que “ello” no gusta.

2. El más alto logro para el hombre es el ser capaz de hacer.

3. Cuanto peores las condiciones de vida, mejores los frutos del trabajo, siempre que se recuerde el trabajo.

4. Recuérdese a sí mismo, siempre y en todas partes.

5. Recuérde que usted ha venido acá habiendo ya comprendido la necesidad de lucha contra sí mismo: únicamente contra sí mismo. Por lo tanto, agradezca a quienquiera le dé la oportunidad.

6. Aquí sólo podemos dirigir y crear condiciones, mas no ayudar.

7. Sepan que esta casa sólo puede ser útil a los que han reconocido su nulidad y creen en la posibilidad de cambiar.

8. Saber que está mal hecho y sin embargo hacerlo, es cometer un pecado difícil de reparar.

9. El mejor medio para ser feliz en esta vida es la capacidad de considerar externamente siempre, interiormente nunca.

10. No amen el arte con sus sentimientos.

11. Un verdadero signo del hombre bueno es que ama a su padre y a su madre.

12. Juzgue a los otros como a sí mismo y rara vez se equivocará.

13. Ayude sólo al que no es ocioso.

14. Respete todas las religiones.

15. Yo amo a quien ama trabajar.

16. Sólo podemos esforzamos por llegar a ser capaces de ser cristianos.

17. No juzgue a un hombre por los cuentos de otros.

18. Tenga en cuenta lo que la gente piensa de usted y no lo que dice.

19. Tome la comprensión del Oriente y el conocimiento del Occidente, luego busque.

20. Sólo quien puede cuidar lo ajeno puede poseer lo propio.

21. Sólo tiene sentido el sufrimiento consciente.

22. Es mejor ser temporalmente un egoísta que nunca ser justo.

23. Primero practique el amar a los animales, son más sensibles.

24. Al enseñar a otros, usted mismo aprenderá.

25. Recuerde que aquí no se trabaja por trabajar, sino sólo como un medio.

26. Sólo puede ser justo quien es capaz de ponerse en el lugar de otros.

27. Si por naturaleza no tiene usted una mente crítica, su presencia aquí es inútil.

28. Quien se haya liberado de la enfermedad del “mañana” tiene la posibilidad de obtener lo que aquí vino a buscar.

29. Feliz el que tiene una alma, feliz quien no la tiene, pero dolor y pena para el que sólo la tiene en embrión,

30. El descanso no depende de la cantidad sino de la calidad del sueño.

31. Duerma poco sin compulción.

32. La energía gastada en un trabajo interior activo se transforma al instante en una nueva reserva; la gastada en trabajo pasivo se pierde para siempre.
33. Uno de los mejores medios para despertar el deseo de trabajar sobre sí mismo es el darse cuenta que usted puede morir en cualquier momento. Pero primero debe aprender cómo tenerlo presente.

34. El amor consciente evoca lo mismo en respuesta. El amor emocional provoca lo opuesto. El amor físico depende del tipo y de la polaridad.

35. La fe consciente es libertad. La fe emocional es esclavitud. La fe mecánica es estupidez.

36. La esperanza, cuando audaz, es fuerza. La esperanza, con duda, es cobardía. La esperanza, con miedo, es debilidad.

37. Al hombre le es dado un número definido de experiencias;

al economizarlas, prolonga su vida.

38. Aquí no hay rusos ni ingleses, judíos ni cristianos; no hay sino personas que persiguen una misma meta: devenir capaces de ser.

Los 83 de Jodorowsky

1. Fija tu atención en ti mismo, sé consciente en cada instante de lo que piensas, sientes, deseas y haces. 2.Termina siempre lo que comenzaste.

3. Haz lo que estás haciendo lo mejor posible.

4. No te encadenes a nada que a la larga te destruya

5. Desarrolla tu generosidad sin testigos.

6. Trata a cada persona como si fuera un pariente cercano.

7. Ordena lo que has desordenado.

8. Aprende a recibir, agradece cada don.

9. Cesa de autodefinirte.

10. No mientas ni robes, si lo haces te mientes y te robas a ti mismo.

11. Ayuda a tu prójimo sin hacerlo dependiente.

12. No desees ser imitado. 

13. Haz planes de trabajo y cúmplelos.

14. No ocupes demasiado espacio.15. No hagas ruidos ni gestos innecesarios.

16. Si no la tienes, imita la fe.

17. No te dejes impresionar por personalidades fuertes.18. No te apropies de nada ni de nadie.

19. Reparte equitativamente.20. No seduzcas.21. Come y duerme lo estrictamente necesario.

22. No hables de tus problemas personales.

23. No emitas juicios ni crí­ticas cuando desconozcas la mayor parte de los hechos.

24. No establezcas amistades inútiles.25. No sigas modas.26. No te vendas.

27. Respeta los contratos que has firmado.28. Sé puntual.29. No envidies los bienes o los éxitos del prójimo.30. Habla sólo lo necesario.31. No pienses en los beneficios que te va a procurar tu obra.

32. Nunca amenaces.33. Realiza tus promesas.34. En una discusión ponte en el lugar del otro.

35. Admite que alguien te supere.36. No elimines, sino transforma.

37. Vence tus miedos, cada uno de ellos es un deseo que se camufla.38. Ayuda al otro a ayudarse a si­ mismo.

39. Vence tus antipatí­as y acercate a las personas que deseas rechazar.

40. No actúes por reacción a lo que digan.41. Transforma tu orgullo en dignidad.42. Transforma tu cólera en creatividad.

43. Transforma tu avaricia en respeto por la belleza.

44. Transforma tu envidia en admiración por los valores del otro.45. Transforma tu odio en caridad.

46. No te alabes ni te insultes.47. Trata lo que no te pertenece como si te perteneciera.

48. No te quejes.49. Desarrolla tu imaginación.50. No des órdenes sólo por el placer de ser obedecido.

51. Paga los servicios que te dan.52. No hagas propaganda de tus obras o ideas.

53. No trates de despertar en los otros emociones hacia ti como piedad, admiración, simpatí­a, complicidad.

54. No trates de distinguirte por tu apariencia.55. Nunca contradigas, sólo calla.56. No contraigas deudas, adquiere y paga en seguida.

57. Si ofendes a alguien, pi­dele perdón.58. Si lo has ofendido públicamente, excusate en público.

59. Si te das cuenta de que has dicho algo erróneo, no insistas por orgullo en ese error y desiste de inmediato de tus propósitos.

60. No defiendas tus ideas antiguas sólo por el hecho de que fuiste tú quien las enunció.61. No conserves objetos inútiles.62. No te adornes con ideas ajenas.63. No te fotografíes junto a personajes famosos.

64. No rindas cuentas a nadie, sé tu propio juez.65. Nunca te definas por lo que posees.66. Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.67. Acepta que nada es tuyo.

68. Cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien, di sólo sus cualidades.69. Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal considéralo tu maestro.70. No mires con disimulo, mira fijamente.

71. No olvides a tus muertos, pero dales un sitio limitado que les impida invadir toda tu vida.72. En el lugar en que habites consagra siempre un sitio a lo sagrado.73. Cuando realices un servicio no resaltes tus esfuerzos.

74. Si decides trabajar para los otros, hazlo con placer.75. Si dudas entre hacer y no hacer, arriésgate y haz.

76. No trates de ser todo para tu pareja; admite que busque en otros lo que tú no puedes darle.77. Cuando alguien tenga su público, no acudas para contradecirlo y robarle la audiencia.

78. Vive de un dinero ganado por ti mismo.

79. No te jactes de aventuras amorosas.80. No te vanaglories de tus debilidades.

81. Nunca visites a alguien sólo por llenar tu tiempo.

82. Obtén para repartir.83. Si estás meditando y llega un diablo, pon ese diablo a meditar…

http://escuelacuartocamino.blogspot.com


VER EL SUEÑO

HAY TANTAS FORMAS DE NO SER
 HAY TANTA CONSCIENCIA SIN SABER
ADORMECIDA…
         
ESTAMOS DORMIDOS Y NO NOS DAMOS CUENTA.

..enseñanza y formación
enseñanza y formación
contador gratis


J.G.Bennett y J. Fuchs

 VIDEO
YOBSERVACIONES
MIEDO A DESPERTAR:
 
  Cuando reflexiono sobre el miedo, trato de conectarlo con lo que se enseña en el Trabajo acerca de una observacion interior profunda. El primer pensamiento que me paso por la mente fue ´´el miedo a lo desconocido´´. Pero, ¿a que parte de lo desconocido? La parte del hombre que teme a verse a sí mismo. Uno puede temer ver una realidad que no concuerda  con la ilusión que uno tiene de si mismo. Esa imagen puede peligrar si uno se ve realmente como es. Ese miedo puede ser el mismo que experimentamos cuando vemos nuestra vanidad y nuestro orgullo herido. Es el miedo de no poder soportar la decepción si uno se ve a si mismo objetivamente.
J. FUCHS 
 
candela
 
 VIDEO!!!
 
              
 
La parte más dificil de la mente para obsevar objetivamente es el centro de pensamiento.
Tenemos ´´vislumbres´´, cuando podemos ´´ver´´ nuestros pensamientos como separados
de nosotros mismos, pero no podemos mantener este estado de perceptibilidad.
Una vez que hayamos reconocido qué es nuestro ´´sentido interior´´, podemos practicar
en su utilización. Encontraremos entonces, que nuestros pensamientos están muy lejos de ser
´´intencionales´´ y que tenemos muy poco control sobre ellos.
 
J.G. Bennett