La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

AFORISMOS

SENTENCIAS ANTIGUAS

G. I. GURDJIEFF

LA VIDA ES REAL SÓLO CUANDO

“YO SOY”

Citaré algunas de las numerosas

sentencias de sabiduría popular que, por medio de ciertos “legamonismos”, nos han llegado

desde los tiempos más remotos

Una de esas sentencias de sabiduría popular dice:
A

El hombre no es un cerdo para olvidar el bien, ni un gato para recordar el mal.

He aquí otras:

Un solo rechazo hacia quien no tiene ni conciencia ni consideración reducirá a la nada las

mil bondades que usted le había prodigado.

Sólo es digno de ser adepto de una religión quien al recordar el daño que otro le hiciera, no

buscará de hacerle mal alguno.

Usted sólo tendrá verdadero sentido común el día en que aprenda a diferenciar lo que le será

bueno o malo mañana de lo que le parece bueno o malo hoy.

Es tal la naturaleza del hombre, que, al primer regalo que usted le hace -se arrodilla;

al segundo -le besa la mano;

al tercero -se inclina;

al cuarto —le basta con inclinar la cabeza;

al quinto -se vuelve confianzudo;

al sexto -le insulta;

y al séptimo -le demanda porque usted no le ha dado lo suficiente.


CONSIDERACIÓN EXTERNA

Gi_gurdjieff“la forma original de la oración es mucho más significativa, Dice así: «cancela nuestras deudas, igual que nosotros cancelamos lo que (así creemos) se nos debe“. Gurdjieff en acción 

Tomad nota de que dijo trabajar sobre, no trabajar contra. Esta me parece una distinción vital. Trabajar en contra de cualquier manifestación de la máquina implica una culpabilidad que destruye la comprensión. Si puedo aprender a usar estas manifestaciones el caso es completamente diferente. Yo no soy mi maquina, sólo habito en ella. Este es un truco extremadamente astuto que me permite hacer uso de las situaciones y de los sucesos de la vida; y si puede hacerse esto, la energía que contienen puede transformarse en calidad, y ser de valor para los niveles superiores del Universo.

Evidentemente ésta es una visión enteramente diferente, un cambio de actitud que trasciende las exigencias del yo Imaginario, Comprende la llamada consideración externa. Esto es algo que nos cuesta entender durante mucho tiempo. Imaginamos que significa ponernos en el lugar de otro lo que podría ser útil si pudiéramos ver a otros tal como son realmente, y no a través de la distorsionada lente de la Falsa Personalidad. Podríamos entonces ser capaces de ayudarlos,

pero nuestros intentos por ayudar a otros son demasiado a menudo una mera consideración interior, basada en un sentimiento de superioridad. La consideración externa es un ejercicio impersonal. Se basa en la relación con el Universo, en la relación con algo que no es uno mismo. Implica comenzar a entender el lugar y propósito de todo lo que hay en el Universo, incluyendo a uno mismo, el ser real que empezamos a ver como un espíritu que habita en un cuerpo con un propósito definido. Obviamente que este propósito es enteramente distinto de la gratificación del deseo personal, así que tenemos que ir borrando gradualmente a éste de nuestro cuadro, y esperar a que lleguemos a una apreciación real, lo que no podrá ocurrir mientras nos identifiquemos completamente con el ser imaginario.

Pero si uno empieza a moverse en esta dirección varias inversiones tendrán lugar. Ya no me preocupará lo que se me debe. Empezaré a ver que sea posible que deba algo yo mismo.

Pedimos en una familiar oración, que tan inconscientemente repetimos, que nuestros «pecados» nos sean perdonados. Pero la forma original de la oración es mucho más significativa. Dice así: «cancela nuestras deudas, igual que nosotros cancelamos lo que (así creemos) se nos debe».

¿Qué debemos, y a quién? ¿Cuándo damos gracias por las situaciones que se nos ofrecen cada día? Me encuentro con amigos y conocidos de los que derivo placer. ¿No es acaso maravilloso que exista esta posibilidad de comunicación, que haya toda esta gente fuera de mí deseando hablar conmigo? Ordinariamente lo doy por supuesto. Cuando se anda por la vida, ¿qué hay de todas las maravillosas impresiones que nos llegan, las vistas y sonidos que nos rodean, las flores, los árboles, incluso la lluvia? Se ha dicho en algún sitio que esta Tierra es el planeta más bello del Universo. Nuestras actitudes lo consideran ordinariamente como un planeta enemigo, un planeta lleno de dificultades llamado a veces el planeta purgatorio. Esto lo interpretamos mal. Estas dificultades mismas hacen de la Tierra un planeta que contiene oportunidades magníficas y continuas para la transformación de las impresiones; y es por ello que estamos aquí.

La consideración, como dijimos, consiste en calibrar la información, la consideración interior calibra todo en relación a un ser imaginario. La consideración exterior tiene que ver con la relación con los niveles superiores; y es interesante que el término mismo de «consideración» se derive de una raíz latina que significa estrella. ¿Podéis vislumbrar la magnificencia del sentimiento de que somos parte de la galaxia estrellada, y que tenemos la gozosa tarea de comportamos en conformidad con el plan para el que hemos sido creados?

En las paredes del salón del Instituto

Gurdjieff en Fontainebleau había una serie de aforismos destinados a recordar a la gente su propósito real. Uno de ellos decía: «La principal herramienta para vivir felizmente la vida es la capacidad de considerar exteriormente siempre, interiormente nunca». Recuerdo un comentario que nos hizo en su estudio el Dr. Nicoll para algunos de nosotros, de que la única cosa que puede dar un sentido a la vida es vivir de acuerdo a las leyes de un organismo superior. Esta es la ley del altruismo, no vivir para el individuo sino para el todo Divino.

G1

J. H. REYNER, Gurdjieff en acción


LOS AFORISMOS EN EL CUARTO CAMINO

LA FUNCIÓN DE LOS AFORISMOS EN EL CUARTO CAMINO

letra especial

Como continuación a la entrada “83 Preceptos de Gurdjieff – Falacia Intencional”, este ensayo tiene el propósito de dar claridad a la función de todo aforismo en sí, para todo aquél que alberga interiormente la aspiración de elevar su “nivel de ser”.

Como concepto, todo axioma, máxima, proverbio o aforismo es la concentración intencional de un tipo especial de conocimiento. Los utilizados en el “trabajo” tienen trascendental importancia, ya que son expresiones condensadas de las ideas de regeneración y transformación, resultantes de hombres que, en su proceso de evolución individual, desarrollaron la comprensión.

Gurdjieff en sus libros y en las conversaciones publicadas nos legó muchos aforismos, también conocemos los que utilizaba en el Chateau du Prieuré en Fontainebleau, donde fundó su Instituto para el Desarrollo Armónico del Hombre y los que transmitieron algunos de sus discípulos.

Los aforismos son utilizados para las distintas etapas del proceso de transformación, algunos son para incitar al hombre dormido hacia el despertar, otros son recordatorios y alertas para la tarea interna diaria espiritual, sirviendo a modo de brújula para mantener el norte de la meta, y otros son la manifestación de conocimientos objetivos perennes, para preservarlos a través de los tiempos cambiantes de la humanidad.

Pero en sí, estas tres categorías involucran la posibilidad de adquisición de un tipo especial de conocimiento, que puede ser convertido en sabiduría si este conocimiento es digerido, lo cual no puede efectuarse por los patrones ordinarios asociativos del pensar.  Es necesario un pensar que abarque elementos de diferentes niveles. En este estado se comprende la idea de la unidad y su relación exacta con la diversidad, que está más allá de la lógica de la dualidad de las palabras. De esta manera las distintas ideas son incorporadas como un todo coherente y sustancial, en donde no existen elementos aislados, ya que cada una de las partes se conecta con todas las demás.

Ouspensky en su libro “Fragmentos de una enseñanza desconocida” comenta que los  aforismos, los mitos y los símbolos son la vía de acceso a dos centros psíquicos: el centro “emocional superior”, y el “centro intelectual superior”, que solo funcionan en los estados superiores de consciencia y que el propósito es transmitir al hombre ideas inaccesibles a su razón.

Ante la magnificencia y posibilidades de estos conceptos, nos encontramos ante un hecho que todo practicante sincero puede corroborar: al escuchar o leer sobre algún proverbio o algunas de las ideas del “sistema” se produce la apertura de cierta capacidad de asombro, que conlleva un estado impactante, esclarecedor y motivador, sin embargo este estado no perdura, se diluye en el flujo del tiempo y de ese estado no queda nada. Algo que en su momento es trascendental, que aparentemente cambiaría la visión y perspectiva de uno mismo y del mundo queda en el olvido. Incluso si en otro momento del tiempo tiene contacto con la misma información puede volver a impactarse y hasta tomarlo como nuevo, como si nunca la hubiera recibido.

Es necesario traspasar este mecanismo repetitivo de olvido. La interpretación de un aforismo debe ir más allá del simple entendimiento, más allá de la interpretación literal, que es sólo almacenar información en forma de palabras, por medio de lo que se denomina el “centro o aparato formatorio” -un fragmento de la función intelectual- que si bien puede captar un principio claro y evidente, con un imperativo y una propuesta, no genera ningún efecto trascendente, a lo sumo palabras impactantes pero pasajeras, acorde a cada memoria particular.

Algunos aforismos tendrán mayor significación que otros dependiendo de la idiosincrasia particular, debemos seleccionar aquellos con los cuales tenemos mayor resonancia, mayor sintonía, cuando algo tiene un intenso significado para uno, esto es generador de una fuerza especial. La tarea es tenerlos no sólo en nuestra mente y emoción, sino en todo medio que sirva como recordatorio y  pueda impactar a nuestros sentidos. La generación de este stop externo nos llama a nuestra creatividad e iniciativa, así desde  colocar carteles en nuestro medio habitual y tarjetas en nuestros bolsillos, hasta sonidos y salvapantallas en nuestras computadoras. Porque todo aforismo de “trabajo”, como conocimiento condensado, es la posibilidad latente de un entendimiento más elevado que dignifica el ser, a través de nuevas motivaciones y perspectivas descondicionantes del estado de sueño y mecanicidad.

Para que esto ocurra se debe absorber este conocimiento especial como paso previo a toda posible transformación del “nivel de ser” y esta absorción solo es posible si se reflexiona y pondera sobre el mismo -la ponderación es una asimilación a través del intelecto pero implica el uso de la emoción-. Así la fuerza generada por las ideas asimiladas otorga la capacidad de resistir la acción que ejerce la vida sobre nosotros, gracias a lo cual podremos reinterpretar la misma por medio de una nueva capacidad de experimentación y no caer en el estado de “olvido”, en donde la identificación, el condicionamiento y la ilusión impiden cualquier ulterior desarrollo.

Esto es un “pensar activo” que no solo es parte de la tarea a realizar con los aforismos, sino que debe ser extendido a todo el conocimiento que el “Cuarto Camino” nos imparte. Es un requisito previo cambiar nuestra manera de “pensar”, si esto no ocurre tampoco nosotros podremos cambiar. Esto se denomina “pensar de nueva manera”, muchas veces mencionado en los Evangelios con la palabra “Metanoia”, pero traducida en forma equivocada por arrepentimiento. Tener a nuestro alcance los aforismos que resuenan con nuestro nivel de ser, es un llamado de atención, un stop externo que produce conexión y concatenación con la totalidad de las ideas.

Sintetizando y a modo de aforismo:

“Para que un aforismo cumpla su verdadera función se debe, durante largo tiempo, ponderar y reflexionar activamente sobre el mismo, para captar la debida significancia, es decir la idea realidad que hay detrás del símbolo que es la palabra y extraer la energía consciente, a modo de alimento transvital, el cual se transforma en poder volitivo de la propia comprensión para proseguir la senda evolutiva.”

Estas sustancias a modo de alimento, es una de las formas de obtener “el pan nuestro de cada día” -mencionado en las antiguas y correctas traducciones de la Oración del Padre Nuestro como “el Pan Supersustancial de cada día”- sustancias sin las cuales es imposible la nutrición y crecimiento del ser interior.

Alfredo Marinelli

Blog Gurdjieff y Ouspensky – Estudio e Investigación

http://gurdjieffouspenskyestudios.blogspot.com.ar/2012/09/la-funcion-de-los-aforismos-en-el.html


HOMENAJE A GURDJIEFF

Homenaje a Gurdjieff

29 DE OCTUBRE DE 1949/2012


GURDJIEFF Y EL AMOR

EL AMOR:

Pregunta: ¿Puede usted decirnos qué lugar tiene el amor en su sistema? Gurdjieff: El amor ordinario va con el odio. Amo esto, odio aquello. Hoy te amo, la semana que viene, o la hora siguiente, o el minuto siguiente, te odio. Aquel que realmente ama, puede ser. Aquel que puede ser, puede hacer. Aquel que puede hacer, es. Para saber del amor real hay que olvidar todo sobre el amor y buscar una dirección. Tal como somos no podemos amar. Amamos porque algo dentro de nosotros mismos se combina con las emanaciones de otro. Con esto empiezan las asociaciones agradables, quizás por emanaciones químico-físicas del centro instintivo, emocional o intelectual. También puede ser por influencias del aspecto exterior, o por sentimientos; yo te amo porque tú me amas a mí, o porque no me amas; por sugerencias de otras personas, por un sentido de superioridad, por piedad y por muchas otras razones, subjetivas y egoístas. Nos dejamos influenciar. Proyectamos nuestros sentimientos en otras personas. La ira engendra ira. Recibimos lo que damos. Todo atrae o repele. Hay el amor del sexo, que ordinariamente se conoce como ‘amor’ entre hombres y mujeres; cuando esto desaparece, un hombre y una mujer ya no se ‘aman’ Hay amor del sentimiento, que evoca lo opuesto y hace sufrir a la gente. Más tarde hablaremos del amor consciente. En respuesta a otra pregunta dijo: Toda vida necesita amor. Las vacas dan más leche, las gallinas más huevos, cuando sus dueños las aman. Diferentes personas al sembrar, obtienen diferentes resultados. UN hombre fuerte puede marchitar las plantas con odio, e incluso destruir a otras personas. Empieza amando a las plantas y a los animales y entonces quizás aprenderás a amar a la gente. Si, pero, ¿qué es el amor?, dijo el que preguntaba. Hablamos del amor todo el tiempo, pero cuando me lo pregunto a mí mismo sé que no sé. Quizás el desearle suerte a una persona, el desearle el bien, eso sea amarla. Pero ¿cómo puedo saber yo lo que es bueno para otras personas? Incluso para mis propios hijos. Algunas veces cuando he luchado por algo que yo había pensado que era para su bien, ha resultado no ser bueno. Gurdjieff: Cuando sabes que no sabes, eso ya es mucho. Ven a los grupos y más tarde hablaremos sobre esto. Pregunta: ¿Por qué es que los hombres son atraídos tantas veces hacia mujeres que les hacen sufrir; y de la misma manera, por supuesto, las mujeres hacia hombres? GurdjieFf: REFLEXIONA SOBRE LO QUE DIJE SOBRE EL AMOR DEL SENTIMIENTO.

G. I. GURDJIEFF Diario de un Alumno

Recuento de algunos años

con G. I. Gurdjieff – A. R. Orage

en Nueva York

y Fontainebleau-Avon


EL MAESTRO APARECE SI ESTAS PREPARADO

EL MAESTRO APARECE SI ESTAS PREPARADO

En el Libro Gnosis de Boris Mouravieff, nos revela y aclara que cuando un discípulo o buscador está listo, preparado para despertar e iluminarse, aparece EL MAESTRO y lo guía.
Ven y Sígueme… se aparece Jesús a sus discípulos y los llama. Pero no lo digo con la intención de repetir los ejemplos a los que estamos acostumbrados, es por que Pasa Así a quien está preparado.

Este extracto Sufí resuena en mí como aquel momento en que de joven Gurdjieff estuvo preparado! y tuvo esta experiencia. Que seguro debe haber sido antes de empezar a
transmitir.
He decidido publicarlo como homenaje a los estados de consciencia, sin olvidar que estos son puntos cumbres que pueden volverse permanentes si uno se esfuerza con toda su consciencia.

La Cadena dorada de transmisiónShaykh Abd Allah llamo a Gurdjieff para que viniera a rezar con él. En cuanto terminó la oración Shaykh Abd Allah comenzó a recitar Surah Ya Sin del Sagrado Coran. Cuando termino de leer Gurdjieff se aproximó y le preguntó si podía hablar sobre lo que acababa de experimentar.
Gurdjieff dijo: “En cuanto terminó la oración y usted comenzó a recitar vi que usted venia a mi y tomo mi mano. Fuimos transportados a un hermoso rosedal. Usted me dijo que ese jardín era suyo y las rosas eran sus discípulos, cada uno tiene su color y su perfume. Me condujo a una particular rosa roja y me dijo, “Esta es suya. Huélala!” Cuando lo hice vi que la rosa se abrió y yo desaparecí en ella y me convertí en la rosa. Entre en las raíces las cuales me llevaron a su presencia. Me vi entrar en su corazón y convertirme en parte de usted.
A través de su poder espiritual pude ascender al conocimiento del poder de los nueve puntos. Luego una voz se dirigió a mi como Abd an-Nur y dijo, “Esta luz y este conocimiento ha sido otorgado a ti desde la Divina Presencia de Allah para traer paz a tu corazón. Sin embargo no debes usar el poder de este conocimiento.” La voz me saludo con el saludo de paz y la visión termino cuando usted terminaba la recitación del Coran”.
Shaykh Abd Allah respondio, la Surah Ya Sin fue llamada “El corazón del Corán” por el Santo Profeta y el conocimiento de estos nueve puntos fue abierto a usted a través de ella. La visión fue a través de las bendiciones del versículo, ‘Paz! una Palabra (de saludo) de un Señor MisericorAllahisimo’ (36:58). Cada uno de los nueve puntos es representado por uno de los nueve santos que están al más alto nivel de la Divina Presencia. Ellos son las llaves a poderes dentro del ser humano, pero no hay permiso para usar esas llaves.
Ese es un secreto que en general no será abierto hasta los Últimos Días cuando Mahdi aparezca y Jesús vuelva.

Este encuentro nuestro ha sido bendecido. Mantenlo secreto en tu corazón y no hables de el en esta vida. Abd an-Nur, pues ese es tu nombre con nosotros. Estas libre para quedarte o para irte, según lo que permitan tus responsabilidades. Siempre serás bienvenido aquí. Has logrado seguridad en la Divina Presencia. Que Allah te bendiga y te fortalezca en tu trabajo.

Tambien éste relato vibra en mis estados más profundos de consciencia y me revela que La Comunión con Dios y sus revelaciones suceden en el interior del Ser Ser Humano, ésta experiencia le sucede a Gurdjieff mientras el otro reza, no hablando, es entonces cual una meditación, y es un estado al que se accede através del trabajo interno pero que no depende del Sheikh sino de quien está a punto y ha trabajado con las fuerzas de su Corazón, si uno está preparado es con Dios Mismo con el que se comunica Gurdjieff por vía interior (no olvidemos que esto lo cuenta una de las partes y que no es G.) …Usted me dijo que ese jardín era suyo y las rosas eran sus discípulos, ese Usted es Dios Mismo, es Dios mismo quien es Omnisiente, Omnipresente y lo interpenetra Todo ante un Iluminado.
Otro detalle, cuando ésto sucede uno se siente totalmente diferente, el estado de Consciencia de Gran Atención, y se siente que Dios está en todas Partes.
Es Imposible que Uno no se Dé Cuenta.