La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

CENTRO EMOCIONAL

El Centro Magnético

El Centro Magnético:

Chat o correa de transmisión…

 Muchas de las personas con las que chateo, se contactan conmigo por la enseñanza de Cuarto Camino. Me resulta notable como Coinciden, Sincronizan con el tema que estoy tratando ó preparando antes de publicarlo, esto nos demuestra que  realmente obedece al Centro Magnético del buscador. Teniendo en cuenta que media una coincidencia,  cada vez  se  verifica,  que estamos  tratando con su Centro Magnético  que realmente quiere saber  y segundo  que es por allí donde está la verdadera corriente de transmisión, y no tanto en si, te leíste todos los libros con la voracidad de la mente adquisitiva o si “viajaste a francia a aprender danzas” o si diste con los “herederos de la Tradición”. Esto nos revela tambien otro aspecto que está  más allá de ésta conección  vía web  internet,  se verifica la existencia del lado invisible, de lo secreto del corazón, en el Centro Magnético y además nos pone de relieve que ésta parte sagrada cuando tiene que llegar atraviesa por encima de cualquier Institucionalización de la cosa,  que esta parte es más real y que detrás de todo ésto, está Dios.  Si eres verdadero/a buscador de la Verdad espero sea una oportunidad  que puedas aprovechar.  Tambien éste hecho nos pone de cara al tema del Centro Magnético en sí.  Por este motivo  publico estos ejemplos de Chat en las que hubo coincidencias y sobre el tema Centro Magnético, tema que lo seguiré desarrollando en sucesivas entradas.

Eneagrama.spaces

(12:46 a.m.) ENEAGRAMA:

hola!
gracias igualmente

(12:47 a.m.) disney

Espero recibir pronta respuesta estoy esperando su mensaje. Jose

(12:48 a.m.) ENEAGRAMA:

si, no me olvido de vos

(12:54 a.m.) disney

Es mi deseo obtener un poco del conocimiento impartido por el SR. GURDJIEF. Y, siempre he buscado alguna info, en algunas obras del Maestro. Considero muy importante las Danzas Sagradras. Que mas pueden decirme al respecto.

(12:55 a.m.) ENEAGRAMA:

que hay que empezar por resistirse al sueño, esto se hace con la observación de sí

(12:56 a.m.) ENEAGRAMA:

la danza ha de ser, como la meditación casi en tercer lugar

(12:56 a.m.) ENEAGRAMA:

aunque nos recuerda lo sagrado

(12:58 a.m.) ENEAGRAMA:

todo lo que uno haga por si mismo en silencio para despertar lo escucha dios

(12:58 a.m.) disney

Si es verdad lo que tu dices.Tengo una info sobre el recuerdo de si. Y me parece que ese es uno de los puntos de partida del Maestro.

(12:58 a.m.) ENEAGRAMA:

el acento ha de estar en aquellas luchas invisibles dentro nuestro para llegar a ser

(12:59 a.m.) ENEAGRAMA:

a la observación se le suma la práctica del recuerdo de si

(01:02 a.m.) disney

Frente a una delicada situación que se presente tengo presente que nos tenemos que convertir en el testigo que siempre observa

(01:03 a.m.) ENEAGRAMA:

si, o aumentar los sensores de si,

(01:04 a.m.) ENEAGRAMA:

generalmente estamos muy por debajo de lo que uno puede sacar de si, mucho más cuando no se ha entrado en el camino.

(01:05 a.m.) ENEAGRAMA:

los estados de consciencia tienen que ver con aumentar la intensidad de vibración. pero sucede algo así

(01:06 a.m.) ENEAGRAMA:

cuando los vives, cuando realmente son diferentes, cuando los recuerdas te parecen que fue como un sueño,

(01:06 a.m.) ENEAGRAMA:

por eso el recuerdo de si es traer de aquel estado de consciencia superior el Recuerdo,

(01:07 a.m.) disney

Si sabemos de antemano que nos encontramos programados cuales son las claves para salirnos de dicha programación Como hacemos para romper la programación

(01:08 a.m.) ENEAGRAMA:

y Vivesversa llevar recuerdo de si para el otro Estado.

(01:09 a.m.) ENEAGRAMA:

Al principio no se puede cambiar nada, solo hay que observar, sin juzgar

(01:09 a.m.) ENEAGRAMA:

aplicando el conocimiento del trabajo
luego se genera algo diferente,

(01:11 a.m.) ENEAGRAMA:

primero hay que estudiarse, reconocer la máquina, los centros, las emociones, los mecanismos

(01:11 a.m.) ENEAGRAMA:

la tipología, las recurrentes etapas

(01:11 a.m.) ENEAGRAMA:

Las ilusiones

(01:12 a.m.) ENEAGRAMA:

Las cosas que buscamos en la vida tal cual somos y no confundirlas con las del trabajo, nuestro trabajo interno es en la Vida pero no hay que confundir los intereses del Ego con los del trabajo.
etc.

(01:13 a.m.) disney

Como me explicarías desde el punto de vista de la alquimia la doctrina del despertar. Cual sería tu enfoque desde esta pespectiva. Y cual seria el resultado final.

(01:15 a.m.) ENEAGRAMA:

La  alquimia es lo que enseña Gurdjieff en las octavas de alimento y lo que hay que hacer, esta semana publico un post sobre eso

(01:15 a.m.) ENEAGRAMA:

si esperás hablamos otro

(01:16 a.m.) ENEAGRAMA:

otro día hablamos

(01:16 a.m.) ENEAGRAMA:

pero nada sucede si no se hace los primeros palotes

(01:17 a.m.) ENEAGRAMA:

son las claves, una de ellas  es que creemos que somos, que asi

(01:18 a.m.) ENEAGRAMA:

como estamos ya sabemos, etc. este es un eslabón que se escapa sin darse cuenta primero que aquello que yo creia es

(01:19 a.m.) ENEAGRAMA:

de poco valor o equivocado no se puede avansar
no se si me entiendes

(01:23 a.m.) jose disney

Yo te entiendo perfectamente. Desde luego que el Maestro nos dejo mucha info. en sus obras. Sabemos que en su libro Encuentro con hombres notables el hablo en una de sus páginas sobre la formación del cuerpo astral. Tienes algo al respecto por favor.

(01:24 a.m.) ENEAGRAMA:

si si esta semana estoy en eso y publicaré sobre eso!

(01:25 a.m.) ENEAGRAMA:

luego miralos, leelos luego charlamos, me parece sincrónico lo tuyo

(01:25 a.m.) ENEAGRAMA:

se aplica a cuando hay alguien que realmente quiere saber

(01:28 a.m.) jose disney

Parece que ya te vas despedir yo de todas maneras te agradezco mucho la info. que me haz proporcionado.

(01:26 a.m.) ENEAGRAMA:

pasado mañana estará en el spaces posts sobre esos temas

(01:28 a.m.) ENEAGRAMA:

hasta pronto

 

El Centro Magnético    

“Si el centro magnético trabaja correctamente y si un hombre busca verdaderamente, o aun si siente en una forma justa, fuera de toda búsqueda activa, puede encontrar a otro hombre que conozca el camino y que esté conectado, directamente o a través de personas intermediarias, a un centro cuya existencia escapa de la ley de accidente, y de donde proceden las ideas que crearon el centro magnético.”Nuevamente aquí hay múltiples posibilidades. Pero hablaremos de ello más tarde. Por el momento imaginemos que alguien haya encontrado a un hombre que conozca realmente el camino y que esté dispuesto a ayudarlo. La influencia de este hombre le llega a través de su centro magnético. Desde este momento en este sitio, el hombre se libera de la ley de accidente. Comprendámoslo, la influencia del hombre que conoce el camino sobre aquel que no lo conoce, es un tipo especial de influencia, diferente de las dos primeras, ante todo por el hecho de que es una influencia directa y, en segundo lugar, una influencia consciente. Las influencias del segundo tipo que crean el centro magnético son conscientes en su origen, pero luego son lanzadas en el torbellino general de la vida, donde se mezclan con las influencias creadas por la vida misma, y caen a su vez bajo la ley de accidente. Las influencias de la tercera clase escapan de esta ley por completo; están ellas mismas fuera de la lev de accidente, y su acción está asimismo libre de ella. Las influencias de la segunda clase pueden llegarnos a través de libros, de sistemas filosóficos, de ritos. Las influencias de la tercera clase no pueden actuar sino directamente de una persona a otra, por medio de la transmisión oral.

 Fragmentos de una enseñanza des-co-no-ci-da. P. Ouspensky Fragmentos de una enseñanza desconocida. Edit. Hachette 6ta ed. 1981

Otro ejemplo de coincidencia de Centro Magnético:

 

sebastian molina dice (06:40 p.m.):

*hola

         ENEAGRAMA         dice (06:40 p.m.):

*hola!!!

sebastian molina dice (06:41 p.m.):

*hola

*aca estoy con mis preguntotas

sebastian molina dice (06:42 p.m.):

*preguntas sobre el r d si

         ENEAGRAMA         dice (06:42 p.m.):

*mira justo o sincrónicamente estoy escribiendo un post sobre El recuerdo de si

sebastian dice (06:43 p.m.):

*eso es por todas las veces que rompo preguntando jajajajaja

         ENEAGRAMA         dice (06:43 p.m.):

*te doy el link, por que es exactamente  lo que hay que entender sobre eso

sebastian dice (06:44 p.m.):

*bueno

         ENEAGRAMA         dice (06:44 p.m.):

*esperá x q en este mismo momento lo publico

sebastian dice (06:44 p.m.):

*bueno

         ENEAGRAMA         dice (06:46 p.m.):

*http://eneagramacuartocamino.blogspot.com

*fijate si podes entrar

sebastian (06:46 p.m.):

*entré

 eneagramacuartocamino@hotmail.com


LAS EMOCIONES NEGATIVAS

Ejercicios

 Ejercicio para el trabajo práctico con las Emociones Negativas:

LA NEGATIVIDAD

 

Cuando me despierto, tengo ya un vago sentimiento de malestar. Maldigo al conductor que va delante de mí por ir tan lento. Le levanto la voz a mis hijos. En mi escritorio, me quedo mirando a ninguna parte mientras la depresión me inmoviliza. Lleno de rabia y frustración, me encuentro al borde de la locura. Todos estos eventos comparten un mismo atributo: la negatividad. Trato de ver mi negatividad y de buscar su origen interior.

Encuentro varias causas si miro fuera de mí. Sin embargo, para quienes estamos en el Trabajo de Gurdjieff, no existe causa externa. Un evento externo puede disparar la negatividad, pero, aunque nos resulte doloroso, debemos darnos cuenta de que la causa de la negatividad sólo está dentro de nosotros. Su origen real está en uno de nuestros centros y, por lo tanto, debemos hablar a cada centro en su propia lengua. La negatividad siempre comienza en el centro del instinto y se presenta antes de que los centros emocional e intelectual sepan que existe.

Asumamos que la negatividad se manifiesta como una emoción. Ningún argumento intelectual ayudaría. “El caballo”, nuestro centro emocional, no comprende el lenguaje del centro intelectual. Por otro lado, si un proceso intelectual genera negatividad, podemos investigar y razonar con nuestra mente. El centro motor también tiene sus propias leyes, por medio de las cuales se puede reconocer, observar y disolver la negatividad como una sustancia química. Habiendo practicado la observación de sí, tal como ha sido enseñada desde los inicios del Trabajo, reconozco que el primer paso para lidiar con la negatividad es la separación interior. Debo verme a mí mismo; a mí mismo tal como soy y no la imagen que tengo de mí. En la medida en que aprendo esto, aprendo a separarme o a distanciarme a mí mismo de mí mismo. Comienzo a ver los varios “yoes” que me constituyen. Eventualmente, encontraré aquellos que me quieren mantener atado y los que me pueden ayudar. Puedo observar cuan identificado o sumergido estoy. Debo retroceder y crear un espacio entre la situación y yo mismo. Una vez que esté realmente consciente de esto, seré capaz de buscar los instrumentos para confrontar y desafiar a mi negatividad. Lo más importante es la práctica y ejercicio de cuarto camino:

NO EXPRESAR LAS EMOCIONES NEGATIVAS

 

Ésa es la clave. Si se expresan las emociones negativas uno está en su poder. En la medida en que uno se oiga expresándolas, la alarma interior lo alertará para “cambiar la dirección de los pensamientos”. Si se deja pasar ese momento de climax, la negatividad toma el control y se pierde la oportunidad.

En ese momento, el centro intelectual puede influenciar al centro emocional. Es en esa oportunidad precisa cuando uno todavía tiene el poder de desviar las emociones negativas, apartando intencionalmente la mente de esa obsesión. Pregúntese a sí mismo: “¿Es esto útil?” Por “esto” quiero decir la negatividad que lo está envolviendo. Piense de forma diferente, dice el Trabajo; es decir: “piense desde el Trabajo”. Aplique las ideas del Trabajo. Entonces, usted puede hacer participar a uno o más centros, dependiendo del tipo de persona que usted sea y de lo que exijan las circunstancias.

El hombre número uno puede hacer una caminata o trotar. Si usted es este tipo de persona, puede dar un paseo en bicicleta o practicar su deporte favorito. El hombre número dos puede esculpir, tejer, pintar, tocar un instrumento o ir a un museo. El hombre número tres puede dirigir sus pasos hacia una biblioteca o una librería, escribir un artículo o hacer un rompecabezas. Al dar otra dirección a esa energía, se “absorbe” la negatividad. La energía es encauzada fuera de la negatividad y proyectada hacia la actividad emprendida.

Encuentro esto muy útil, especialmente si pienso que estoy muy cansado para trabajar o para escribir en los diarios que he compilado durante mis cuarenta años en el Trabajo. Abro cualquiera de ellos al azar (quizás “algo” me guía a abrir la página correcta, orientándome hacia la ayuda que necesito en ese momento) y siento un flujo de nueva energía. Mi pereza se evapora, surge en mí un nuevo interés y reemplaza la negatividad insidiosa que estaba tratando de apoderarse de mí. ¿Tiene preparadas algunas actividades que podría emprender en ese momento? Escoja una que le cuadre y que le ayude a cambiar su estado de ánimo.

El estado que crea la negatividad puede modificarse por medio de esfuerzos, ya sean físicos, mentales o emocionales. Los esfuerzos crean energía; la negatividad la agota y la destruye. Somos negativos en la autoindulgencia, en la autocompasión, en el calcularlo todo, no perdonando los errores imaginarios. Nos volvemos negativos permitiendo que los demás, o nuestros propios pensamientos y recuerdos, nos arruinen el día. Nos volvemos aprehensivos y temerosos de algo que está en el futuro, la mayoría de las veces en nuestra fantasía o imaginación, algo que seguramente nunca ocurrirá.

La negatividad puede ser producida por una enfermedad. El que sufre siente que tiene derecho a estar desanimado. Las dificultades económicas, las conmociones familiares, la pérdida del empleo, generan negatividad. Ésta es una grave enfermedad que debemos reconocer y combatir. Es una gran tarea y una de las más importantes en nuestra vida diaria. Debemos confrontar las cosas que nos ponen negativos y recurrir a toda la ayuda disponible, la ayuda que está en cada uno de nosotros, la ayuda que el Trabajo nos puede brindar y de hecho nos brinda. Si me doy cuenta de que estoy en una prisión, debo tratar de escapar de allí —y yo puedo.

Ahora debemos tratar de ver las negatividades ocultas. Si uno maldice en silencio a alguien o a algo, eso también es expresar negatividad. Fruncir el entrecejo sutilmente, hacer un gesto de desesperanza con la mano, dejar caer los hombros, suspirar: todo esto debe ser mirado, visto, observado y categorizado correctamente como expresiones negativas. La impaciencia también puede ser una de sus expresiones, ya que su causa puede residir en la negatividad. Esas manifestaciones sutiles de negatividad deben observarse cuidadosamente para atrapar nuestra negatividad, lo más pronto posible, en cualquier forma que se manifieste. Observamos los diálogos interminables que dan vueltas sin cesar en nuestra mente, acusando, quejándose, justificándose. Entonces podemos preguntarnos, “¿es útil esta conversación interior?” Esta pregunta me ha ayudado en muchas situaciones cuando la mente, las emociones o ambas me han tomado. Cuando me doy cuenta de esto, tengo que sonreír y exclamar: “¡Qué tonto soy!”

Todo lo que he escrito hasta ahora son síntomas, razones y causas tangibles de la negatividad. A lo que no me he referido es a los estados de ánimo; estados que me toman, tan vagos, tan indefinidos y no obstante, tan obsesivos y poderosos. Estos son estados que no puedo manejar, frente a los cuales me parece estar indefenso y perdido. ¿Cómo puedo lidiar con ellos?

He pensado, especulado y todavía me encuentro indefenso y buscando una respuesta concreta. Pienso: “Simplemente debo soltar, permitir que existan en mí, tratar de no combatirlos, sino darme cuenta de que esto es la vida, el ritmo de la vida, la ley de ascensos y descensos que debemos aceptar hasta que surja un ‘do’ que devuelva la ley de siete a su curso”.

En ese momento, la vida puede recomenzar.

FUCHS, JOHN 40 Años tras los pasos de Gurdjieff, 1era. ed. 2004


LOS CENTROS

LOS CENTROS

 1era. Parte

 

El diagrama representa a un hombre de pie, de perfil, mirando hacia la izquierda, e indica la posición relativade los centros, de manera muy esquemática.En realidad cada centro ocupa todo el cuerpo, y por así decirlo penetra todo el organismo. Al mismo tiempo, cada centro tiene lo que se llama su “centro de gravedad”. El centro de gravedad del centro intelectual está enel cerebro; el centro de gravedad del centro emocional está en el plexo solar; los centros de gravedad de loscentros motor e instintivo están en la médula espinal.Así que el estudio de los centros, que están escondidos de nosotros, debe comenzar por la observación desus funciones, que están muy abiertas a nuestra investigación.Todos los centros tienen mucho en común y, al mismo tiempo, cada centro tiene sus propias características peculiares que siempre se deben tener presentes. Uno de los principios más importantes que se debe comprender en relación con los centros es la gran diferencia en sus velocidades, es decir, una diferencia en las velocidades de sus funciones.El más lento es el centro intelectual. Luego -aunque mucho más rápidos- vienen los centros motor e instintivo, que tienen más o menos la misma velocidad. El más rápido de todos es el centro emocional, aun cuando en el estado de “sueño despierto” muy raramente trabaje con nada que se aproxime a su verdadera velocidad, y porlo general trabaja a la velocidad de los centros instintivo y motor.Por ejemplo, traten de comparar la velocidad de los procesos mentales con la de las funciones motrices.Traten de observarse cuando tienen que realizar simultáneamente muchos movimientos rápidos, como cuando manejan un auto en una calle congestionada, o cuando cabalgan rápido en un camino malo, o cuando hacen cualquier trabajo que requiera juicio y movimientos rápidos. Verán en seguida que no pueden observar todos sus movimientos. Tendrán que hacerlos más lentos o perder la mayor parte de sus observaciones; de otra manera corren el riesgo de un accidente y probablemente tengan uno si persisten en observar. Se pueden hacer muchas observaciones similares, especialmente en el centro emocional, que es aún más rápido. En realidadcada uno de nosotros tiene muchas observaciones sobre las diferentes velocidades de nuestras funciones,pero muy rara vez reconocemos el valor de nuestras observaciones y de nuestras experiencias. Sólo cuandoconocemos el principio es cuando comenzamos a comprender nuestras propias observaciones previas.

Del libro La posible evolución del hombre.

P. Ouspensky