La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

Sin categoría

LA REALIDAD DEL SER pdf

pordada-la-realidad-del-ser-med

 

 

 

 

 

 

 

LA REALIDAD DEL SER JEANNE DE SALZMANN PDF

Scribd: Gratuito, para bajar el libro tienes que abrir tu cuenta con tu mail. Es muy útil y te encontraras con un montón de libros más para bajar.


Musica de Gurdjieff Hartmann mp3

798

Musica de Gurdjieff – Hartmann mp3

Pon Play, escucha… luego download. Cierra ventanas emergentes que aparecen.

http://www.instamp3.com/download/gurdjieff-hartmann.html


LA CUESTIÓN DE SER Y HACER GURDJIEFF

GI3

 

 

“Para la definición del hombre, considerado desde nuestro punto de vista, el conocimiento contemporáneo anatómico, fisiológico o psicológico de sus síntomas no puede ayudarnos, puesto que son inherentes en distintos grados a todo hombre y, en consecuencia, se aplican por igual a todos. De ahí que no nos capaciten para encontrar la diferencia exacta que queremos establecer entre la gente. Dicha diferencia sólo puede formularse en los términos siguientes:

“El hombre es un ser que puede hacer y hacer significa actuar conscientemente por propia iniciativa y es haciendo que el hombre comprende”. G.I.Gurdjieff

 


Gurdjieff Music

du

http://player.ecmrecords.com/gurdjieff


RELATOS DE BELCEBÚ A SU NIETO CAPITULO DEL 1 AL 25 Videos

El santo Ashiata Sheimash


ESTADO DE RECOGIMIENTO: Gurdjieff por Jeanne de Salzmann

PROFUNDIZAR EN LO QUE GURDJIEFF LLAMABA:

eneadanzas ESTADO DE RECOGIMIENTO 

Necesito regresar todo el tiempo y profundizar en lo que Gurdjieff

llamaba «el estado de recogimiento» hasta que se vuelva indispensable

para mí. Es un estado en el cual todos mis centros tratan de ponerse

de acuerdo para conocer ese ser que «yo soy». Todos los centros se

interesan en la misma pregunta; se cuestionan, se acercan y se recogen.

Cuando están verdaderamente juntos, yo puedo «ser» y puedo

hacer algo conscientemente, sólo cuando ellos están juntos.

Cuando estoy en mi estado ordinario, soy tomado por las asociaciones

de lo último que ha tocado mi amor propio: la vanidad o la envidia.

Esto constituye mi pensamiento inconsciente. Cuando estoy en

estado de recogimiento, tengo otra calidad de pensamiento; mi pensamiento

no divaga, no se sale de mí. Con las asociaciones, divaga,

pero cuando me recojo, se queda en mí. Tampoco mi sentimiento se

proyecta. Estoy ocupado en sentir que «yo soy». Cuando estoy recogido,

mi pensamiento está consciente, pero sólo cuando estoy recogido.

Quiero aprender a estar en un estado más recogido, pero no puedo,

porque mi pensamiento, mi sensación y mi sentimiento no están armonizados

en una misma acción. Tengo una sensación de mi cuerpo,

pero mi sentimiento es indiferente a ella. Pienso en mí, pero mi cuerpo

está ocupado en otra cosa. Y sin embargo, es eso lo que soy: un cuerpo,

un pensamiento, un sentimiento. Lo sé, pero no puedo sentirlos

al mismo tiempo. Ellos no tienen la misma intensidad ni están orientados

en la misma dirección. Me siento dividido, inseguro.

Al verlo, algunas tensiones caen y me encuentro menos en la superficie.

Mi atención es más penetrante, va hacia las profundidades.

Yo me relajo, no por el hecho de relajarme, sino porque mientras más

suelto, más fuerte se hace el movimiento de recogerme, de reunirme

conmigo mismo. Me relajo, me suelto, para sentirme contenido en

mí mismo. Me concentro en el punto donde mis pensamientos llegan

y desparecen. Miro más allá. No trato de suprimir los pensamientos.

Veo que son sombras, son fantasmas. Los dejo flotar. No tienen sustancia.

La sustancia está en la fuente.

La mente es capaz ahora de un verdadero silencio, de una tranquilidad.

Sin esa tranquilidad de la mente, que, a partir de su propia actividad,

ha visto formarse un centro separado del resto que la limita,

ella nunca será capaz de conocer su propio movimiento. Y su movimiento

es inmenso, desmesurado. Nuestro instrumento de búsqueda

es nuestra mente, tanto así que ella no se deja sugestionar por las respuestas

ya hechas. ¿Puede la mente estar en un estado de no saber?,

¿puede estar en un estado que sea verdad, simplemente un hecho y

no una afirmación? Si ella puede permanecer frente a eso, aceptarlo

como una verdad, sentirse pobre en conocimiento, la mente puede en

realidad estar en un estado de no saber que es la más alta forma de

pensamiento. Entonces, la mente se vuelve aguda, profunda, clara,

sin límites, y puede recibir algo nuevo.

Estoy aquí, tranquilo, sin saber lo que soy, sin hacer esfuerzos repetidos

por saberlo. Veo que el saber no puede ser atrapado. Mi mente

se ha vuelto tranquila, sin movimiento, relacionada con una sensación

de esa tranquilidad y con un sentimiento de ese estado de ser. Es una

tranquilidad, no un vacío. En ese estado de recogimiento, una realidad

comienza a obrar en mí. No soy yo quien la conoce, sino ella la que

se hace conocer. Para dejar que su acción obre, siento la necesidad

de soltar y de relajarme naturalmente. Todos mis centros son más sensibles,

más agudos, más penetrantes. Hay capas de mí mismo que

nunca he penetrado. Al verlo, me hago libre.

Jeanne de Salzmann, LA REALIDAD DEL SER


El vocabulario de Gurdjieff

59664_1589433186545_3896443_n

En su enseñanza privada, Gurdjieff presentaba ambas enseñanzas la teoría y la técnica.

Cada ciencia tiene que crearse un vocabulario especial.

El vocabulario de Gurdjieff es tan preciso como el de cualquier otra ciencia. Todos los términos en la Biblia fueron alguna vez términos técnicos precisos: En la casa de mi Padre hay muchas moradas…, Vuelve la otra mejilla…, Ojo por ojo, diente por diente… la verdad os hará libres…

En Cuarto Camino se dice:

El hombre no es uno.

                                                       La naturaleza crea al hombre hasta un punto.

El nivel de ser atrae la vida…

                                                       La consciencia objetiva es enteramente práctica.

Ser no es lo mismo que saber.

El hombre está dormido.

y mas


Gurdjieff_Press

El mayor obstáculo para crear conciencia es pensar que ya la poseen.

“Para la gran mayoría de las personas, aun las cultas e intelectuales, el principal obstáculo en
el camino para adquirir conciencia de sí es que creen que ya la poseen; en otras palabras,
están totalmente convencidas de tener ya conciencia de sí mismas y de poseer todo lo que
acompaña a este estado: individualidad en el sentido de un «Yo» permanente e inmutable,
voluntad, capacidad para hacer, y así sucesivamente. Por tanto, es evidente que un hombre no
se interesará por adquirir, a través de un trabajo largo y difícil, algo que en su opinión ya posee.

GEORGE I. GURDJIEFF

 


hombre verdadero y «hombre entre comillas»

ed21c656606a891930d2c2287c5fa32d

Existe en nuestra vida cierto gran propósito y todos debemos servir a ese Gran Propósito Común; en esto radica todo el sentido y la predestinación de nuestra vida.
Todos los seres sin excepción son esclavos de esa «Grandeza», y todos están obligados, les guste o no, a someterse y a cumplir sin condiciones ni componendas, lo que ha sido predestinado para cada uno de nosotros por medio de su herencia transmitida y de su Ser adquirido.
Ahora, después de todo lo que he dicho, volviendo al tema principal de la conferencia leída hoy, deseo refrescar vuestra memoria acerca de algo a lo que se ha hecho referencia varias veces al definir al hombre: las expresiones «hombre verdadero» y «hombre entre comillas» y, como conclusión, quiero decir lo siguiente:
Aunque el hombre verdadero, que ha adquirido ya su propio «yo» y también el hombre entre comillas que no lo posee, son igualmente esclavos de esa «Grandeza», no obstante, la diferencia entre ambos consiste, como ya he dicho, en que, puesto que la actitud del primero hacia su esclavitud es consciente, adquiere la posibilidad de aplicar simultáneamente, sirviendo al Materializante universal, una parte de sus manifestaciones, de acuerdo con la providencia de la Gran Naturaleza, con el propósito de adquirir para sí mismo el «Ser imperecedero»; mientras que el segundo, que no conoce su esclavitud, sirve durante el fluir de todo el proceso de su existencia única y exclusivamente como una cosa, que desaparece para siempre cuando deja de ser necesaria.

RELATOS DE BELCEBÚ A SU NIETO DE Gurdjieff


ESTOY LIGADO A TODO

3-46

Si imagino que

la vida sólo

existe dentro de

mí , esto no es

vida . No existo

solo para mí ,

estoy ligado

a todo lo

que existe .

G . I . Gurdjieff