La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

Entradas etiquetadas como “LAS IMPRESIONES

IMPRESIONES

GURDJIEFF

EL HERALDO DEL BIEN QUE VENDRÁ

gurchis

Lo que llamamos “razón” en el hombre, así como en todas las formas externas de vida, no es más que la concentración de los resultados de las impresiones de diferente calidad previamente percibidas, y la estimulación y repetición de éstas provoca varios tipos de asociaciones en el ser.

Las impresiones grabadas poseen tres fuentes de origen, y están sujetas a tres tipos influencias que se ajustan a leyes diferentes. La primera categoría de asociaciones se forma a partir de la percepción involuntaria de impresiones que proceden directamente del mundo exterior y del mundo interior del hombre, como resultado de ciertas asociaciones previas, constantes y repetidas de modo automático. La segunda categoría se forma a partir de la percepción voluntaria de impresiones procedentes del mundo exterior o que han cristalizado en el mundo interior del hombre por medio del pensamiento deliberadamente activo y de verificaciones de la realidad.

Por último, la tercera categoría se origina exclusivamente a partir del proceso llamado
“contemplación-transformada”, que consiste en la confrontación de las impresiones
homogéneas de todos los orígenes, que han sido fijadas, mientras se sigue manteniendo un
contacto continuo entre sus centros interiores y separados.
El almacenamiento en la integridad del hombre de las tres categorías distintas de impresiones enumeradas en los párrafos anteriores, a partir de las cuales se manifestará la psique humana, confirma, entre otras cosas, la verdadera diversidad de los tres estados determinados de la consciencia del hombre y define su calidad e importancia.
la consciencia. La conciencia humana consiste en tres capacidades definidas de manifestación, y estas capacidades, a su vez, están formadas y determinadas por las asociaciones de impresiones que tienen su origen en una de las tres categorías ya mencionadas.
Uno de los tres estados de consciencia que, en el sentido objetivo, se considera el más elevado y deseable en el hombre, está basado exclusivamente en asociaciones de impresiones de la tercera categoría previamente percibidas.
El segundo estado de consciencia está configurado a partir de las asociaciones de impresiones del segundo orden, ya mencionado, que corresponde a las de percepción voluntaria. Al tercer estado de la consciencia humana, podemos atribuirle, sin dificultad alguna, el tipo de consciencia para la que el hombre moderno, en su deseo de enfatizar su gran importancia y sin dudar en ninguna ocasión de la corrección de su denominación, ha adoptado la expresión de “consciencia-en-estado-despierto”.
Este estado de consciencia, a la que el hombre moderno atribuye la mayor importancia, de
acuerdo con las elucidaciones experimentales científicamente organizadas y minuciosamente verificadas, ha demostrado ser producto de impresiones constantemente repetidas, involuntarias y percibidas accidentalmente, así como de impresiones creadas artificialmente y “aprendidas-de-memoria”.
Hoy en día, la mayoría de las personas, como consecuencia de las condiciones de su
existencia que se van deteriorando continuamente, se han acostumbrado a dar prioridad a esta consciencia, a la que se llega a partir de las impresiones que se han mencionado hace un momento, es decir, las percepciones “aprendidas-de-memoria” e involuntarias de impresiones accidentales que recibimos del entorno que nos rodea.
En el hombre que alcanza el grado más alto de consciencia por medio de asociaciones,
compuestas por impresiones de la primera categoría, los procesos de imaginación, memoria, juicio, razonamiento y pensamiento no son más que una cristalización automática, que resulta de los llamados “esfuerzos concentrados”, a cuyo proceso él se refiere con el altisonante nombre de “atención”, mientras que estas impresiones ya cristalizadas y percibidas automáticamente, y las susodichas manifestaciones no son más que el resultado de impresiones previamente repetidas y accidentales, o, dicho de otro modo, todos los procesos del mundo interior de este hombre consisten en un simple repaso automático de varias combinaciones de las experiencias repetidas con frecuencia de las, por llamarlas de algún modo, impresiones “antiguas”. Y las manifestaciones de este hombre en la vida diaria, todos sus impulsos, pensamientos, sentimientos, palabras, convicciones, creencias y acciones radican de modo exclusivo en el material de dichas impresiones en sus varias combinaciones, cristalizadas en su integridad.

 


Estudio y más estudio.

Un diagrama es una herramienta que nos ayuda a ver todo de una vez.

“El organismo humano recibe tres clases de alimento:

1º El alimento ordinario que comemos.

2° El aire que respiramos.

3º Nuestras impresiones.

Las impresiones, el aire y el alimento físico permiten al hombre vivir el término de su tiempo normal de vida y producir las substancias necesarias no sólo para mantener su vida, sino también para la creación y el crecimiento de los cuerpos superiores.

Si miramos  el diagrama por analogía se puede ver en que las impresiones ingresan por la parte mental, centro de gravedad del intelecto, el aire alimentaría la parte vibro emocional cuando se practique un ejercicio y el alimento el mantenimiento físico y del cuerpo energético, esos watts que produce el cuerpo por día.

Hemos estudiado ampliamente los centros, estableciendo así claramente, ante todo, las razones de las diferencias que existen entre los centros y sus respectivas funciones. Esta es  su principal diferencia. El centro está  ocupado por actividad inconsciente y sin sensación de sí o produce su propia energía que lo vivifica. “Los centros trabajan con energía y estas la enunciamos como diversos hidrógenos. El centro que trabaja con el hidrógeno más grosero, más denso y más pesado, trabaja más lentamente. El centro que trabaja con el hidrógeno más ligero, más móvil, es también el más rápido.

La  conexión de los centros inferiores y los centros superiores: A fin de obtener una conexión correcta y permanente entre los centros inferiores y los centros superiores, es necesario regular y acelerar el trabajo de los centros inferiores, nos referíamos a esto. Por lo tanto, para poder regular y acelerar el trabajo de los centros inferiores, el primer objetivo debe ser librar a cada centro de todo trabajo que no le sea natural, y hacerlo volver a su propia tarea, la cual puede desempeñar mejor que ningún otro centro. Y ahora estamos en condiciones de decir que cada centro trabaje con su hidrógeno, con su propia energía, de esta forma podríamos dejar de perder energía en la personalidad al servicio sólo de la sociedad. Por eso de aquí recomiendo continuar con la introducción a las en la cual se explica todo el proceso, pero no olvidar que por complejo que sea nuestro trabajo interior es dar con los activadores de las secuencias: octavas de alimento (Ver enlace) ahora que sabemos que necesitamos producir  hidrógenos para establecer conexión

Clips de Información:

Dos tareas: el centro a su propia energía y transmutación de energía

Primer activador o choque consciente: Observar las impresiones, es decir darse cuenta.

Segundo activador: observar la respiración

Tercer activador: recuerdo de sí, en tu propio diseño. Debes encontrar la forma de intensificar tu Recuerdo de vos mismo.

Si un hombre lo comprende y trata de recordarse a sí mismo, cada impresión que recibe durante este recuerdo, será en cierta manera doblada. Gurdjieff


LA FABRICA DE TRES PISOS

FRAGMENTOS DE UNA

 ENSEÑANZA DES-CO-NO-CI-DA

 P.Ouspensky

LAS OCTAVAS INTERIORES

3era. Parte

“Sin embargo, hay una posibilidad de acrecentar el rendimiento, es decir de permitir que la octava del aire y la octava de las impresiones se desarrollen más. Para este fin, es indispensable crear una clase especial de «choque artificial» en el punto mismo en que la tercera octava se ha detenido. Esto significa que el «choque artificial» debe ser aplicado a la nota do 48.

“Pero ¿quÉ es un «choque artificial»? Primero, se conecta con el momento de recibir una mpresión. La nota do 48 designa el momento en que una impresión entra en nuestra conciencia. Un choque artificial en este punto significa cierta clase de esfuerzo, hecho en el momento en que se recibe una impresión.“Se ha explicado anteriormente que en las condiciones de la vida ordinaria no nos recordamos a nosotros mismos. No nos recordamos, es decir, no tenemos la sensación de nosotros mismos; no estamos conscientes de nosotros mismos en el momento de la percepción de una emoción, de un pensamiento o de una acción. Si un hombre lo comprende y trata de recordarse a sí mismo, cada impresión que recibe durante este recuerdo, será en cierta manera doblada. Por ejemplo, en un estado psíquico ordinario, simplemente miro a la calle. Pero si «me recuerdo a mí mismo», no miro simplemente a la calle, yo siento que la miro, como si me dijera a mí mismo: «Yo miro». En vez de una impresión de la calle, tengo dos impresiones: una de la calle y la otra de mí mismo mirando a la calle. Esta segunda impresión producida por el hecho de mi «recuerdo de mí», es el «choque adicional». Además, sucede que la sensación adicional conectada con el «recuerdo de sí» trae consigo un elemento de emoción; en otras palabras, en ese instante el trabajo de la maquina llama cierta cantidad de carbono 12. Los esfuerzos por recordarse a sí mismo, la observación de sí en el momento en que se recibe una impresión, la observación de una impresión en el momento en que se la recibe, el «registro», por así decirlo, de la recepción de impresiones, y la estimación simultánea de su valor, todo esto tomado en conjunto dobla la intensidad de las impresiones y hace que do 48 pase a re 24. Al mismo tiempo, los esfuerzos que corresponden a la transición de una nota a otra y el pasa fe de do 48 a re 24, permiten que do 48 de la tercera octava entre en contacto con mi 48 de la segunda octava, y que le dé a esta nota la cantidad de energía necesaria para pasar de mi a fa. De esta manera, el choque dado a do 48 se extiende también a mi 48 y permite que la segunda octava se desarrolle.

“Mi 48 pasa a fa 24; fa 24 pasa a sol 12; sol 12 pasa a la 6. La 6 es la, materia de la más alta

calidad que puede ser producida por el organismo a partir del aire, es decir a partir de la

segunda clase de alimento. Sin embargo, esto no puede ser obtenido sino por un esfuerzo

consciente, realizado en el momento en que se recibe una impresión.

“Comprendamos bien lo que esto quiere decir. Todos respiramos el mismo aire. Además de

los elementos conocidos por nuestra ciencia, el aire contiene un gran número de substancias

que ésta no conoce, que le son indefinibles e inaccesibles a su observación. Pero es posible un análisis exacto del aire aspirado tanto como del aire espirado. Este análisis muestra que si el aire aspirado por diversas personas es estrictamente el mismo, el aire espirado por cada una de ellas se revela completamente diferente. Supongamos que el aire que respiramos esté compuesto de una veintena de distintos elementos desconocidos por nuestra ciencia. Cada uno de nosotros absorbe un cierto número de estos elementos en cada aspiración. Supongamos que se absorben siempre cinco de ellos. Por consecuencia, el aire espirado por cada uno está compuesto de quince elementos; cinco han ido a nutrir el organismo. Sin embargo, ciertos hombres no exhalan quince, sino sólo diez elementos, es decir que absorben cinco elementos más. Estos cinco elementos son hidrógenos superiores.

El desarrollo de la octava del aire después del primer choque consciente.

Estos hidrógenos superiores están presentes en cada partícula de aire que inhalamos. A las bstancias finas).

Desarrollo de la octava de impresiones después del primer choque consciente.

Fig.38

“Hemos seguido el desarrollo de dos octavas. La tercera octava, es decir la octava de

impresiones, comienza con un esfuerzo consciente. Do 48 pasa a re 24; re 24 pasa a mi 12. El desarrollo de la octava, llegado a este punto, se detiene.

“Si examinamos ahora el resultado del desarrollo de estas tres octavas, veremos que la

primera octava ha alcanzado si 12, la segunda, la 6, y la tercera, mi 12. De esta manera, la

primera y la tercera octava se detienen en notas que no pueden pasar a las notas siguientes.

“Para el desarrollo ulterior de estas dos octavas, es necesario un segundo choque consciente

en cierto punto de la máquina: se necesita un nuevo esfuerzo consciente. La naturaleza de este esfuerzo exige un estudio especial. Si consideramos la marcha general de la máquina, este esfuerzo puede ser conectado con la vida emocional, es decir con una clase especial de influencia sobre nuestras propias emociones. Pero no se puede explicar lo que es realmente esta clase de influencia, y cómo debe ser producida, sino en función de una descripción general del trabajo de la fábrica o de la máquina humana.

“La práctica de la no-expresión de emociones desagradables, de la no-identificación, de la no consideración interior, es la preparación para el segundo esfuerzo.

Cuadro completo del trabajo intensivo del organismo y de la intensiva producción de

substancias a partir de los producto” de la nutrición, después del primer choque consciente.

Fig. 39

Si consideramos ahora el trabajo de la fábrica humana como un todo, cada vez que se detiene

la producción de estas substancias finas seremos capaces de discernir por cuáles medios

podemos hacerla recomenzar. Vemos que, en las condiciones ordinarias, al trabajar con la

sola ayuda de un choque mecánico, la fábrica produce una cantidad muy pequeña de

substancias tinas; en efecto, solamente si 12. Trabajando con un choque mecánico y un

choque consciente, la fábrica produce ahora una cantidad mucho más grande de substancias

finas. Y al trabajar con dos choques conscientes, la fábrica producirá tal cantidad de

substancias finas que con el transcurso del tiempo su carácter se transformará por completo.

“La fábrica de tres pisos representa el universo en miniatura; está construida según las mismas leyes y sobre el mismo plan que el universo entero.

“Para comprender la analogía entre el hombre, el organismo humano y el universo, representémonos el mundo, como lo hemos hecho anteriormente, bajo la forma de tres octavas que van desde el Absoluto hasta el Sol, desde el Sol hasta la Tierra, y desde la Tierra hasta la Luna. Cada una de estas tres octavas carece de un semitono entre fa y mi, y en cada una de ellas el papel de este semitono que falta es desempeñado por cierta clase de choque artificialmente creado en este punto. Si tratamos ahora de precisar la analogía entre la fábrica de tres pisos y las tres octavas del universo, debemos comprender que los tres «choques adicionales» en las tres octavas corresponden a las tres clases de alimento que entran en el organismo humano. El choque en la octava inferior corresponde al alimento físico; este choque es el do 768 de la fábrica cósmica de tres pisos. En la octava intermedia el choque corresponde al aire, es el do 192 de la fábrica cósmica. En la octava superior, el choque corresponde a las impresiones; es el do 48 de la fábrica cósmica. En el trabajo interior de esta fábrica cósmica de tres pisos, las tres clases de alimento sufren la misma transformación que en la fábrica humana, sobre el mismo plano y en relación con las mismas leyes. Un estudio más profundo de la analogía entre el hombre y el universo sólo es posible después de un estudio exacto de la máquina humana, después que se hayan reconocido exactamente los «sitios» respectivos de cada uno de los hidrógenos en nuestro organismo. Entonces debemos descubrir la precisa razón de ser de cada hidrógeno, dándoles la definición química, psicológica, fisiológica y anatómica; en otros términos, definiendo sus funciones, su sitio en el organismo humano, y si es posible, las sensaciones particulares que le están ligadas. “El estudio del trabajo del organismo humano como fábrica química nos muestra tres etapas en la evolución de la máquina humana. “La primera etapa concierne al trabajo del organismo humano, el organismo tal como ha sido creado por la naturaleza, es decir, para la vida y las funciones de los hombres números 1, 2 y 3, La primera octava, la octava del alimento, se desarrolla normalmente hasta mi 192. Al llegar a este punto, recibe automáticamente un choque al comienzo de la segunda octava, y su desarrollo prosigue después hasta si 12. La segunda octava, la octava del aire,-comienza con do 192 y se desarrolla hasta mí 48, donde se detiene. La tercera octava, la octava de las impresiones, comienza con do 48, y se detiene allí. De modo que siete notas de la primera octava, tres notas de la segunda, y una nota de la tercera representan un cuadro completo del trabajo de la «fábrica humana» en su primera etapa, es decir en su estado natural. La naturaleza no ha previsto sino un «choque», aquel que se recibe con la entrada de la segunda octava, y que permite que mi de la primera octava pase a fa. Pero la naturaleza no ha previstonada para el segundo «choque», es decir, para el «choque» que ayudaría al desarrollo de la tercera octava y por tanto permitiría que mi de la segunda octava pasase a fa. Un hombre debe crear este «choque» por sus propios esfuerzos, si desea aumentar la producción de los hidrógenos finos en su organismo. “La segunda etapa concierne al trabajo del organismo humano cuando un hombre crea un «choque» voluntario y consciente en el punto do 48. Este «choque» voluntario se transmite primero a la segunda octava que se desarrolla hasta sol 12, o aún más allá hasta la 6, y aún más lejos, si el trabajo del organismo es suficientemente intenso. El mismo choque permite también el desarrollo de la tercera octava, la octava de impresiones, que en este caso alcanza mi 12. Así en la segunda etapa del trabajo del organismo humano, vemos el desarrollo completo de la segunda octava y tres notas de la tercera. La primera octava se ha detenido en la nota si 12, la tercera en la nota mi 12. Ninguna de estas octavas puede desarrollarse más allá sin un nuevo «choque». La naturaleza de este segundo «choque» no puede ser definida tan fácilmente como la del primer «choque» voluntario de do 48. A fin de comprenderla, es indispensable comprender la significación de si 12 y de mi 12. “El esfuerzo que crea este «choque» debe consistir en un trabajo sobre las emociones, en una transformación y mutación de las emociones. Esta transmutación de las emociones ayudará entonces a la transmutación de si 12 en el organismo humano. Ningún crecimiento real, es decir, ningún crecimiento de los cuerpos superiores en el organismo, es posible sin ella. La idea de esta transmutación era conocida por muchas enseñanzas antiguas, y aun por algunas más recientes, por ejemplo, la Alquimia de la Edad Media. Pero los Alquimistas hablaban de esta transmutación bajo la forma alegórica de una transmutación de metales viles en metales preciosos.

. En realidad, a lo que se referían era a la transformación cíe los hidrógenos groseros en hidrógenos finos en el organismo humano, principalmente a la transformación de mi 12. Se puede decir que si un hombre llega a realizar esta transmutación, ha logrado la meta de sus esfuerzos, pero en tanto que no la haya realizado, todos los resultados obtenidos aún pueden perderse, porque de ninguna manera están fijados en él. Más aún, estos resultados han sido logrados sólo en las esferas del pensamiento y de la emoción. Resultados reales, objetivos, pueden obtenerse solamente después que haya comenzado la transmutación de mi 12.

“Los Alquimistas que hablaban de esta transmutación comenzaban directamente con ella. No conocían nada, o por lo menos no decían nada, acerca de la naturaleza del primer «choque» voluntario. Sin embargo, todo depende de esto. El segundo «choque» voluntario y la transmutación no se hacen físicamente posibles sino después de una larga práctica del primer «choque» voluntario, que consiste en el «recuerdo de sí» y en la «observación de las impresiones» que se reciben. En el camino del monje y en el del faquir, el trabajo sobre el segundo «choque» precede al trabajo sobre el primer «choque», pero como sólo este último puede llevar a la creación de mi 12, los esfuerzos en la ausencia de todo otro elemento tienen por necesidad que concentrarse en si 12, lo que muy a menudo da resultados enteramente equivocados. En el cuarto camino, un desarrollo correcto tiene que comenzar con el primer «choque» voluntario, y luego pasar al segundo «choque» que debe intervenir en mi 12.


DIAGRAMA DE NUTRICION EN EL ENEAGRAMA

 LA LEY DE

OCTAVAS INTERIORES 4ta. parte

P. Ouspenky

1era., 2da y 3era Partes en ENEAGRAMA DE GURDJIEFF

Facebook:

http://www.facebook.com/pages/Eneagrama-Cuarto-Camino/217668221694006

Al final del invierno, habiendo mejorado un poco las condiciones de vida, empecé a revisar

las notas y los diagramas que con permiso de G. había conservado desde San Petersburgo. El eneagrama me llamó particularmente la atención. Evidentemente la explicación del

eneagrama había quedado incompleta, pero sentí por ciertos indicios que se podría continuar.

Pronto vi que ante todo era necesario comprender el significado del “choque”, aparentemente mal ubicado en el eneagrama, entre las notas sol y la.

Recordando entonces comentarios que se habían hecho, presté atención a lo que decían las notas de Moscú sobre la influencia que tenían una sobre otra las tres octavas en el “diagrama de nutrición”.

 Dibujé el eneagrama como se nos había mostrado y vi que representaba hasta un punto dado el “diagrama de nutrición”:

 

El punto 3, o el intervalo mi-fa, era el sitio donde intervenía el “choque” dado por el do 192 de la segunda octava. Al agregar el comienzo de esta octava al eneagrama, vi que el intervalo mifa de la segunda octava coincidía con el punto 6, y el “choque” de este intervalo aparecía bajo la forma de do 48 de la tercera octava, que comenzaba en este punto. El dibujo completo de las octavas resultó como sigue:

Esto significaba que el lugar del “choque” no estaba mal situado en absoluto. El punto 6designaba la entrada del

“choque” en la segunda octava y el “choque” era el do que

comenzaba la tercera octava. Las tres octavas llegaban todas a H 12. En una, era si 12, en la

segunda sol 12, y en la tercera mi 12. La segunda octava que terminaba en sol 12 en el

eneagrama, hubiera debido continuar. Pero si 12 y mi 12 exigían un “choque adicional”. En

esa época reflexioné mucho sobre la naturaleza de estos “choques”, pero hablaré de ellos más

tarde.

Sentía toda la riqueza del contenido del eneagrama. Los puntos 1, 2, 4, 5, 7, 8 representaban,

según el “diagrama de nutrición”, diferentes “sistemas” del organismo. 1 = el sistema digestivo;

2 = el sistema respiratorio; 4 = la circulación de la sangre; 5 = el cerebro; 7 = la

médula espinal; 8 = el sistema simpático y los órganos sexuales. De esto deducía que la

dirección de las líneas interiores 1 4 2 8 5 7 1, o sea el resultado de la división del 1 entre 7,

indicaba la dirección de la corriente sanguínea o la distribución de la sangre arterial en el

organismo, luego su regreso bajo la forma de sangre venosa. Era particularmente interesante notar que el punto de regreso no era el corazón, sino el sistema digestivo, lo que en realidad es así, ya que la sangre venosa se mezcla primeramente con los productos de la digestión; luego va hacia la aurícula derecha, a través del ventrículo derecho, luego hacia el pulmón con el fin de absorber el oxígeno, y de allí pasa a la aurícula izquierda; después de lo cual, por la aorta, pasa al sistema arterial.

El examen ulterior del eneagrama me mostró que los siete puntos podían representar los siete planetas del antiguo mundo; en otros términos, el eneagrama podía ser un símbolo

astronómico. Y tomando los planetas en el orden de los días de la semana, (obtuve la figura 61). No traté de continuar, pues no tenia a manos los libros necesarios, y me faltaba tiempo.

P. Ouspensky, Fragmentos de Una Enseñanza Desconocida, Ed. Hachette


LOS TRES ALIMENTOS

FRAGMENTOS DE UNA

 ENSEÑANZA DES-CO-NO-CI-

DA

 P. Ouspensky

LOS TRES  ALIMENTOS EN LA

FABRICA DE TRES PISOS  1era. Parte 

Todas las substancias necesarias para mantener la Vida del Organismo, para el Trabajo Psíquico, para las Funciones Superiores de la Conciencia y el crecimiento de los Cuerpos Superiores, son producidas por el organismo a partir del Alimento que penetra en él.

“El organismo humano recibe tres clases de alimento:

1º El alimento ordinario que comemos.

2° El aire que respiramos.

3º Nuestras impresiones.

 

“No es difícil comprender que el aire es una clase de alimento para el organismo. Pero a primera vista puede parecer difícil comprender cómo las impresiones pueden ser un alimento. “Siempre debemos recordar que con cada impresión exterior, sonora, visual u olfativa, recibimos desde afuera cierta cantidad de energía, cierto número de vibraciones; esta energía que penetra en el organismo desde el exterior es un alimento. Más aún, como ya lo he dicho, la energía no puede ser transmitida sin materia. Si una impresión exterior introduce con ella una energía exterior en el organismo, ello significa que una materia exterior también penetra en el organismo y lo nutre, en el pleno sentido de esta palabra.

“Para una existencia normal, el organismo necesita tres clases de nutrición: alimento físico, aire e impresiones. El organismo no puede existir con la ayuda de uno solo, ni siquiera con la de solo dos, se necesitan los tres. Pero la relación de estos alimentos entre sí y su significado para el organismo no son los mismos.

“El organismo puede existir por un tiempo relativamente largo sin ningún aporte de alimento físico fresco. Se conocen casos de ayuno por más de sesenta días, al fin de los cuales el organismo no había perdido nada de su vitalidad, puesto que pudo recuperar sus fuerzas muy rápidamente tan pronto como empezó a alimentarse. Por supuesto tal abstinencia de alimento no puede considerarse como completa, ya que en estos casos de privación artificial, los sujetos habrían continuado tomando agua. Sin embargo, aun sin agua un hombre puede vivir varios días sin alimentos.

“Sin aire, no puede subsistir más de unos minutos, no más de dos o tres: como regla general la muerte sucede obligatoriamente después de una privación de aire que dura cuatro minutos.”Sin impresiones, un hombre no puede vivir ni un solo instante. Si de alguna manera se pudiera detener el flujo de las impresiones o privar al organismo de su capacidad de recibirlas,moriría instantáneamente. El flujo de las impresiones que nos vienen del exterior es como una correa de transmisión por la cual se nos comunica el movimiento. El motor principal para nosotros es la naturaleza, el mundo que nos rodea. La naturaleza nos transmite a través de nuestras impresiones la energía por la cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Si este influjo energético dejase por un instante de llegar a nosotros, nuestra maquina cesaría inmediatamente de trabajar. Por lo tanto, de las tres clases de alimento, la más importante son las impresiones, aunque es evidente que un hombre no puede existir mucho tiempo solamente de impresiones. Las impresiones y el aire permiten al hombre existir un poco más de tiempo

Las impresiones, el aire y el alimento físico permiten al hombre vivir el término de su tiempo normal de vida y producir las substancias necesarias no sólo para mantener su vida, sino también para la creación y el crecimiento de los cuerpos superiores.

“El proceso de transformar en substancias más finas las substancias que entran en el organismo está gobernado por la ley de octavas.” Como estamos viendo las octavas están emparentadas con el Eneagrama. Los alimentos son llas puertas de acceso.

Continuará en La Triple Octavas de Alimentos

Aqui en este enlace abrir y bajar en otra pestaña el libro Fragmentos, cuando se abre pantalla con tapa libro clikear en barra de herramientas sobre la flechitas:

Buscar pag. 143

http://www.esnips.com/doc/047822e2-5625-4952-930e-99ee36cfbcb0/Fragmentos-De-Una-Ense%C3%B1anza-Desconocida

ORIENTACIÓN CUARTO CAMINO