La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

Entradas etiquetadas como “Libertad interior

Trata de YouTube – Gurdjieff Sacred Dances Demo in Taiwan 2006


LA LIBERTAD Cuarto Camino

CUARENTA AÑOS TRAS LOS PASOS DE

GURDJIEFF

Algunas veces podemos ver cuan frecuentemente caemos en el abismo profundo de los estados negativos y reconocemos la necesidad de ser liberados de esa enfermedad para vivir una vida útil y satisfactoria. Ese reconocimiento es un paso hacia la libertad.

En una ocasión pregunté: “¿De qué desean liberarse?” He aquí algunas de las respuestas que recibí:

Libertad de mi ser exterior;

Libertad de mis pensamientos habituales (mecánicos);

Libertad de la confusión;

Libertad del miedo;

Libertad de algo que me impide lograr un cambio;

Libertad del autoengaño;

Libertad de pensar en círculos;

Libertad de la imaginación, de los pensamientos emocionales negativos e incontrolados;

Libertad de mi rasgo principal si supiera cuál es;

Libertad para sentir;

Libertad para expresarme;

Libertad para verme a mí mismo y ser honesto conmigo;

Libertad para encontrar la puerta que me permita entrar a un nuevo mundo en el cual soy libre;

Libertad de la vida mecánica, de la mecanicidad, del dormir despierto.

 

JOHN FUSCH


JOHN FUCHS CUARTO CAMINO

TOMA DE CONSCIENCIA 

Cuarenta años tras los pasos de Gurdjieff
Una guía para el trabajo práctico sobre sí mismo

John Fuchs


El anhelo de libertad proviene de una necesidad —y también de una premonición o “sabor anticipado”— de la libertad y de lo que podría significar ser libre. En el estado de sueño despierto, la sensación de libertad surge del reconocimiento de su ausencia. Cuando estoy dormido, durante la noche, me es imposible saber lo que es la libertad, pero en mi sueño despierto, durante el día, puedo reconocer que es posible ser libre, al comenzar a darme cuenta de que estoy en una prisión cuyos barrotes y carceleros han sido creados por mí. Por lo tanto, la primera pregunta que me puedo formular es: “¿De qué deseo liberarme?”
La premonición de libertad proviene de las observaciones sobre qué es lo que me aleja de ella. Podría reconocer, luego de un largo trabajo de observación de mí mismo, que la identificación me mantiene en mi estado de sueño. Cuando estoy identificado, mi perspectiva, valoración y evaluación de las impresiones es limitada y subjetiva. Si estoy identificado, nada nuevo puede ocurrir. La imagen creada por la falsa personalidad fortalece la identificación. Sólo puedo comenzar a ser libre una vez que haya visto y, eventualmente, haya dejado de lado esa imagen falsa de mí mismo.
Para que exista la posibilidad de algo nuevo, de alguna ayuda o de alguna comprensión interior, tengo que estar “no apegado”. Si hay una apertura, un desapego de las cosas (mis “posesiones”, mi negatividad o mi propia manera de sufrir, que alimentan mi personalidad), si puedo separarme de mi imaginación, entonces existe la posibilidad de alcanzar un estado de desapego. Es a partir de este estado que puedo comenzar a trabajar en otro nivel. Un apego o identificación que toma posesión de la totalidad de mí puede servir a lo “positivo” o a lo “negativo”, pero cancela toda posibilidad de sostener al mismo tiempo tanto las fuerzas positivas como las negativas. Sólo cuando podemos sostener lo negativo y lo positivo a la vez, existe la posibilidad de que ingrese una tercera fuerza, la fuerza neutralizante.


Todo esto está muy lejos de nosotros. ¿Dónde comenzar mi trabajo sobre la libertad: tal como soy, en el estado en que estoy? Una máquina no puede ser libre, por lo tanto necesito liberarme de la mecanicidad. Cuando soy mecánico, estoy dormido; en este estado, no existe la posibilidad de escoger. Lo contrario a esto, es el estado de conciencia, en el cual yo puedo escoger. ¿Cómo puedo alcanzarlo? Ese estado se inicia con una calma interior, yendo hacia un silencio interno, hacia un vaciarse, hacia un vacío, para que tenga lugar un escuchar interior. En ese estado de calma, podría manifestarse una atención que me conectaría tal vez con una conciencia superior. Si mi mente “exterior” funciona en el lugar que le corresponde y no toma posesión de la totalidad de mí, si esa mente se pone “en neutro”, sin rememorar el pasado ni anticipar el futuro, entonces algo puede suceder en el momento presente. Pero eso todavía está muy lejos de mi estado actual. Déjenme dar algunos ejemplos de lo que significa estar libre y estar en prisión.
 

Fragmento del libro / Págs 100- 102

.

Publicado por Cuarto Camino

PARA LA LIBERTAD VIDEO 1Min 11

IMPERDIBLE!!! 1 minuto
ABRE TU VENTANA…
     
LA LIBERTAD INTERNA SIEMPRE DEBE SER CONQUISTADA
 

ESTADOS DE CONSCIENCIA

                                                          

EL CUARTO CAMINO

Enseña cómo lograr la libertad.

  NO SOMOS CONSCIENTES

Estados de Consciencia
Gurdjieff

Estamos hechos de tal modo que podemos vivir en cuatro estados de consciencia, pero tales como somos, usamos sólo dos; uno cuando estamos dormidos, y el otro cuando estamos en lo que llamamos “despiertos” es decir, en el estado actual, cuando podemos charlar, escuchar, leer, escribir, ir y venir, etc. Pero estos son dos de los cuatro estados posibles. El tercer estado de consciencia es muy estraño. Si la gente nos explica qué es el tercer estado de consciencia, empezamos a pensar que lo tenemos. El tercer estado puede llamarse conciencia de Sí, y la mayoría de la gente, si se le pregunta, dice “¡somos ciertamente conscientes!” Requiérese tiempo suficiente  o esfuerzos de observación de sí, repetidos y frecuentes , antes que realmente reconozacamos el hecho de que no somos conscientes; que somos conscientes sólo potencialmente. Si nos preguntan, decimos “Si, lo soy”, y por ese momento lo somos, pero en el momento siguiente cesamos de recordar y no somos conscientes. De modo que, en el proceso de observación de sí, comprendamos que no estamos en el tercer estado de consciencia, que vivimos sólo en dos. Vivimos en estado de sueño o en estado de vigilia, lo cual, en el sistema le llamamos consciencia relativa (incluye conciencia parciales como la social-cívica-rol, temporal-edad, mental- intelectual-profesional,). El cuarto estado, que llamamos consciencia objetiva, es inaccesible para nosotros por que sólo puede alcanzarse a través de la consciencia de Sí (si no, son atisbos momentáneos) es decir primero convirtiéndose en conciente de uno mismo, de manera que mucho después podemos disponernos a alcanzar el estado objetivo de la consciencia.

De modo que al mismo tiempo que la observación de sí, tratamos de ser conscientes de nosotros reteniendo la sensación de “Yo estoy aquí” nada más. Y esto es el hecho que se le ha escapó sin la mínima excepción a toda la psicología occidental. Aunque muchas personas se acercarosn muchísimo a él, no reconocieron la importancia de éste hecho y no comprendieron que el estado del hombre, como éste es puede ser cambiado; que el hombre puede recordarse, si lo intenta durante largo tiempo. Esto no es una cuestión de un día, o de un mes. Es un estudio muy prolongado y un estudio de cómo suprimir obstáculos, por que no nos recordamos debido a muchas funciones equivocadas de nuestra machine y todas éstas funciones han de corregirse y ajustarse. Cuando éstas funciones estén ajustadas, éstos períodos largos de recuerdo de sí se tornarán cada vez más largos y si llegan a ser suficientemente largos , adquiriremos otras dos funciones el emocional superior diferencia grande con el estado corriente  y  junto con el estado de consciencia objetiva el mental superior, donde realmente de puede empezar a hablar de otros poderes, los cuales no son una cuestión de experimentación sino de cambio del propio estado de consciencia y activación.

Cuarto Camino P.Ouspensky (Pag.10-11)