La vida es real sólo cuando Yo Soy; Gurdjieff.

SER

Ser hombre – Gurdjieff

Cada hombre llega al mundo como una hoja de papel en blanco; luego la gente y las
circunstancias a su alrededor empiezan a rivalizar entre sí para ensuciar esta hoja y cubrirla
con escritos. Entran aquí la educación, la formación de la moralidad, la información que
llamamos conocimiento: todos los sentimientos de deber, honor, conciencia, etc. Y todos
pretenden que los métodos adoptados para injertar al tronco estos retoños conocidos como la
“personalidad del hombre” son inmutables e infalibles. Gradualmente se ensucia la hoja y
mientras más se ensucia con el así llamado “conocimiento”, más listo se considera al hombre.
Cuanto más hay escrito en el espacio llamado “deber”, más honesto se dice que es el
poseedor; y así es con todo. Y la misma hoja sucia, al ver que la gente considera su suciedad
como un mérito, cree que es valiosa. Este es un ejemplo de lo que llamamos “hombre”, al cual
aun agregamos frecuentemente términos tales como talento y genio. Sin embargo, el humor de
nuestro “genio”, cuando se despierta en la mañana, se arruina para todo el día si no encuentra
sus pantuflas junto a la cama.
El hombre no es libre ni en sus manifestaciones ni en su vida. No puede ser lo que desea ser ni
lo que cree que es. No se asemeja al retrato de sí mismo y las palabras “hombre, el ápice de la
creación’ no son aplicables a él.
“Hombre”, éste es un término para enorgullecerse, pero tenemos que preguntarnos ¿qué clase
de hombre? No el hombre, por cierto, que se irrita por trivialidades, que presta atención a
pequeñeces y se enreda en todo lo que lo rodea. Para tener derecho a llamarse hombre, se
debe ser un hombre; y este “ser” se obtiene sólo a través del conocimiento de sí y del trabajo
sobre uno mismo en las direcciones que llegan a ser claras a través del conocimiento de sí.

gurdjieff

Perspectivas desde un mundo real. 


Conocimiento y Ser

Conocimiento y Ser

El camino de la comprensión se define como la relación entre conocimiento y ser. Estos términos pueden parecernos familiares pero somos conscientes que las definiciones en el cuarto camino son mucho más profundas que las que encontraremos en el diccionario.

El trabajo en armonía entre las definiciones  y el conocimiento se distingue por el trabajo en el ser, que distingue a este camino de los otros caminos, caminos que finalmente no pueden llevar a  algo duradero.

El cuarto camino enseña tanto sobre la adquisición del conocimiento superior como sobre los medios para usar ese conocimiento en el ser, trata sobre el desarrollo del ser superior, y los medios para adquirir ese ser, que requiere un conocimiento superior. Por eso  está basado en la comprensión: el camino es la comprensión.  Eso significa, que está basado en la relación del conocimiento y ser. Si se piensa  piensa en esto como un juego de palabras, no sabe cuándo juega con ellas y cuándo trabaja con ellas. Para no jugar con ellas es conveniente recordar ejemplos de Conocimiento y ejemplos de Ser.

Ejemplo de Conocimiento: Todos tienen una rasgo  principal. Yo tengo una rasgo  principal.   Ejemplo  de Ser : Ver en nosotros mismos  nuestro rasgo principal .

Ejemplo de Conocimiento: Estamos dormidos, no nos recordamos a nosotros mismos. Ejemplo  de Ser: Autorecordarse, realizar el ejercicio de recuerdo de Sí y no de palabras, sino lograrlo.

Ejemplo de Conocimiento: Es inútil  expresar las emociones negativas      Ejemplo  de Ser: Detenemos la emoción negativa. No reaccionamos negativamente ante alguien.

Ejemplo de Conocimiento: nuestras parte motoras son mecánicas. Ejemplo  de Ser: Sostenemos la real comprensión de nuestra mecanicidad.

Ejemplo de Conocimiento: el trabajo dice que no podemos hacer, que todo sucede. Ejemplo  de Ser: Apreciar los momentos de experimentar impotencia, de nadidad. Reconocer que la situación frustrante es un camino para desarrollar el ser.

Ejemplo de Conocimiento:  “gustar lo que no gusta”.

Todo el conocimiento es útil si es aplicado, entendido. Puede ser una sorpresa comprender que  el  toque de diana del cuarto camino son como  pruebas experimentales: escucho verdades y las practico, leo y hago, intento modificar mi ser que está acostumbrado a ser mecánico. El objetivo es la integración del conocimiento y los resultados de la experiencia en comprensión. Muchas personas han oído o leído sobre estas ideas, incluso pueden comentarlas, pero nunca trabajan en el ser. En el trabajo  a la primera indicación de ver su ser, se sienten tocados, denigran a las personas o situaciones que empiezan a echarle en cara etc. Lo mismo en uno mismo, cuando uno quiere hacer algo, uno se justifica o no tiene tiempo: la peor  justificación es “Me olvidé” – el olvido.

Si vemos los ejemplos mostrados de conocimiento y ser, ¿Cuántas personas reconocen los ejemplos de  conocimiento como  CONOCIMIENTO?  Enseguida podemos ver  que creíamos que conocimiento es otra cosa: aquí nos referimos al Conocimiento de Sí, de Sí Mismo.  El conocimiento real es difícil de obtener, es un conocimiento humilde,   aquí empezamos a ver la conexión interna entre conocimiento y ser:  no podemos conocer el ser de las cosas sin esfuerzo, sin intentar recordarnos a nosotros mismos, intentando no expresar emociones negativas, intentando trabajar en el rasgo principal, etc. – el Trabajo es el esfuerzo contra momentums mecánicos. Y las experiencias ganadas en este esfuerzo puede verse en nuestro conocimiento de lo que son técnicas útiles que nos acercarán a metas  ambiciosas, y así sucesivamente. De esta manera, podemos empezar a ver cómo el conocimiento de una persona es un reflejo de su ser. Debido a la relación directa del conocimiento con el ser, es posible estimar el conocimiento de una persona por su nivel de ser, y estimar el ser de una persona por su nivel de conocimiento.

Ésta es una idea difícil de aceptar incluso si podemos oírla.

“La verdad de ser y la verdad de saber es una, la diferencia no es más que la de la luz directa y la luz reflejada”

– Francis Bacon, On The Advancement of Learning

No podemos saber que no nos recordamos a nosotros mismos si no lo intentamos y notamos los resultados honestamente.  No podemos ver nuestra rasgo principal a menos que podemos verla sostenidamente e incluso queramos verla. Nuestra incapacidad para vernos es falta de ser. Cualquier experiencia duramente ganada incrementa la habilidad de ver nuestro ser y es acompañada por un incremento en nuestro conocimiento de nuestro ser. Este es el primer mandamiento de Sócrates: conócete. Viendo nuestro ser, ganamos conocimiento real, lo que se conoce de lo real será un puente para  conocer  lo Real.

“…la comprensión aparece solamente

cuando un hombre tiene el sentimiento y la sensación de todo lo que está vinculado a su saber. Un hombre no puede decir que comprende la idea de la mecanicidad, cuando la sabe solamente con su cabeza. Tiene que sentirla con toda su masa, con su ser entero. Sólo entonces la comprenderá…”

La mejor expresión que se  conoce  es que Ser es la habilidad de Ser. Estar presente. Ser, en el cuarto camino, es auto autorecordarse. El sueño es un  nivel de ser. La impotencia está en un nivel de ser. De hecho, nuestro nivel de ser es tal que ni siquiera experimentamos nuestra impotencia, nuestro sueño.

No sé si hay algo más difícil que verse uno mismo, ver lo que somos, ver nuestro nivel de ser. En el cuarto camino, podemos empezar a apreciar esta visión, cuando empezamos a comprender que un asiento caliente puede hacernos mover. De hecho, podemos empezar a “gustar lo que no gusta”. Hasta qué grado podemos vernos es la medida de nuestro ser. Similarmente, hasta qué grado vemos que nuestro ser corresponde estrechamente a nuestra habilidad de tolerar la mecanicidad de otros. Una persona más tolerante, comprensiva indica un nivel superior de ser.

“Puedes comprender a otras personas tanto como te comprendas a ti mismo y sólo al nivel de tu propio ser”

– P. D. Ouspensky, Psicología de la Posible Evolución del Hombre

o


UN NUEVO SER

el-ser-interno

HACIA

UN NUEVO SER

El Cuarto Camino es un camino de la comprensión

que requiere el despertar de otra inteligencia.

El nivel de ser está determinado por lo que entra en la

Presencia en un momento dado; es decir, por el número de

centros que participa y la relación consciente entre ellos.

El primer choque consciente, el despertar el recuerdo de si,

es llegar a un estado más recogido, un estado

que nos permita abrirnos a nuestro ser

Hace falta morir a si mismo para nacer de nuevos

decir morir a un nivel de ser para resucitar a otro.

En El Mar,  las olas, los movimientos y la energía son una misma cosa.

Y sin embargo la ola es el movimiento, no la energia misma.

Lo que es importante es comprender la energía misma,

la energia pura.

Mi deseo de ser es un deseo cósmico y mi ser necesita situarse

y encontrar su lugar en un mundo de fuerzas.

Hay una necesidad cósmica de ese ser nuevo  que yo podría

llegar a ser.

El Cuarto Camino ha existido siempre, aunque en un circulo

restringido.

Hoy en día puede renovar el vínculo que se está debilitando

entre dos niveles en el cosmos.

JEANNET DE SALZMANN
La REALIDAD del SER
El cuarto Camino de Gurdjieff